Los Planistas de la Terra

Teorías conspirativas, nuevo orden mundial, youtubers liberales, asado, vilno, las torres Haarp en Malvinas y otras patafisidades en medio de una minga pa construir un techo. Les Jipis dicen que están en el lugar correcto. Por ahora.

“¿Te acordás cuando la justicia social era rebeldía, cuando las izquierdas eran rebeldía? Ahora las monarquías son rebeldes, el quererse independizar o autonomizarse como algunas provincias, eso es rebeldía. Se han vuelto rebeldes los libertarios, los luminati, toda esta gente que cree en la super raza y todo eso… Ellos tomaron parte de una rebeldía, de una violencia casi callejera que antes no había. Antes un tipo que era monáquico no salía a la calle con una bandera envuelta. Y esta película tenemos que tenerla muy en cuenta. Porque nos han puesto a nosotros en una conducta hasta, casi te diría, burguesa, una actitud bucólicapastoril”

Dady Brieva

“Una estrategia liberadora no es la simple afirmación ni la sola práctica de un método… Se trata en primer lugar, de determinar cuál es, en una sociedad nacional, la fuerza social capaz de protagonizar un proceso cabalmente revolucionario liberando en él a otras fuerzas y sectores sociales. En otras palabras, cuál es la fuerza social cuya ubicación en el proceso productivo da a sus reivindicaciones económicas la máxima radicalidad, pero también, y decididamente, cuál es la fuerza social cuya experiencia ha establecido ya más claramente que las reivindicaciones fundamentales no se piden, se conquistan y vuelven a perderse si con ella no se conquista y se defiende el poder político, el timón de la sociedad”.

Carlos Olmedo en excelente nota de Mariano Pacheco para Jacobinlat.com

Por Tomás Astelarra Ilustración: @nico_mezca

Pinto minga pa hacer el techo. Caen las diferentes naves con palas, generadores eléctricos, motosierras, chorizos, botellas de vino, nivel, tabaco, yerbamadre, unos yuyos pa sahumar y una plaga de niñes hambrientos y con celular. El Pedro rescató del Cacho un par de bidones de aceite quemado, nafta, querosén, el Colorado Chantaman se portó con unas chapas y el wichi, y los pibes de la coope rescataron unos pedazos de machimbre de una obra de una orga social. En algún error de comunicación organizativa tanto la Chica Punk como el Ex-Quebracho trajeron una damajuana de vino y varios kilos de asado pa toda la monada. Parece que va a estar buena la cosa.

Las conversaciones paralelas danzan por la geografía geopolítica y recetas de como hacer aloja con la cantidad de algarroba que queda. Hay cierta polémica sobre las técnicas para tumbar unos panales de avispa. El Gitano propone soplete. Pal Colorado Chantaman es un crimen ecológico. El Taita Gabi lo resuelve con su espíritu indio y un tarro vacío de impregnante con un sahumo de jarilla. Suipacha registra todo para una edición que no saldrá de nuestro proyecto comunicativo barrial: Ser Jipi Hoy. El Jipi en cuestión anda fanatizado con un nuevo youtuber, Nicolás Morás. Su videos son un viaje psicodélico. Pasas de decir: “por fin alguien lo dijo” a “no flaquito en esta la estás re pifiando”, pasando por “esa te la investaste”, “mira, no había leído a ese autor” y “todo bien, pero si agarraras más las pala bajarías de peso, le darías color a tu rostro y descansarías un poco la mente”. Siendo políticamente correctos, diríamos que Moras es ser con una tendencia a subir de peso, con un rostro entre Milhause y Víctor hugo, con voz de Narciso Ibañez Menta. Sus ediciones son de impacto amarillista casi gringo, pero su documental del Papa Francisco, según él, fue el más visto en el 2020 en youtube en habla hispana (2,5 millones de visitas). Después de pasear por varios partidos de izquierda se hizo liberal, pero tiene una pelea con Milei. Sus teorías son lo que se llama “conspirativas”. Creer o reventar. Dice están fundamentadas en un “riguroso trabajo periodístico”. Parece que vive clandestinamente en un barrio de Curitiba, o alguna otra ciudad brasileña.

-Parece que en Estados Unidos es como Argentina, en realidad el presidente es la vicepresidenta, Kamala Harris, que viene del todo lobi de cárceles y no es negra sino hindú, de una casta elevada, y terrible garca. Bidden ta gaga pero es el representante de la industria de armas, se viene de nuevo guerra en Medio Oriente. Al final parece que Trump no era tan malo, lo bancaba la industria petrolera que está en la lona. Y que estos le van a sacar las armas al pueblo gringo pa que no se anden revelando. Además de una especie de IFE o AUH pa que se queden tranquilitos. Y todo al servicio de Bill Gates y su mesiánico plan futurista que se inserta culturalmente a través de las ongs de Soros. Bife en pastillitas, vacunas para todes, agricultura 4G y un chip por el orto. “Socialismo capitalista”, dice el pibe este. Los estados pagan todo. Los impuestos los ponemos los pobres, pa que nos devuelvan unos planes mugrosos y sin chistar.

-Pero ¿Joe no era bueno dijo Cristina?- se inquieta el Chico P

-Vos mejor no veas los videos de este pibe, a la Yegua y el Tío Alberto les da como loco. Y ahora hizo un documental de la Patagonia donde denuncia que los mapuches de Villa Mascardi que defiende Frederic están al servicio de Lewis y Benneton. Si sos feminista anda viendo como encontrás la dirección pa pegarle un tiro. Pero está a favor de la legalización de la marihuana.

-A mí lo que me da pena es esa gente tan preocupada por esas realidades y que termina sin salir mucho a la calle o el campo, es que no sabe de la esperanza que traen las pueblas originarias y las doñas organizadas en los barrios- opina la Chica Mayonesa.

-Tanto predecir el fin del mundo y cuando le agarre se va a tener que morfar la computadora. Ni huerta, ni rancho de adobe, ninguna medicina o red comunitaria social-agrega el Jipi.

Suipacha traé unos choris ahumados con humo de cajón de verduras y restos de machimbre con nafta y aceite quemado. Ayer llovió y no había leña. Las disquisiciones danzan, se interrumpen con el ruido de la motosierra, el silencio del monte, una calada de pucho, el ritmo del martillo y la madera, o esa sensación extraña de que este apocalípsis o pachakuti nos encuentra en el lugar correcto. Por ahora.

Estas charlas, relatos, columnas, transcurren en El Valle, Polonia, es decir, Ningunaparte. Son ficción. Ciencia Ficción Jipi. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.