Les tres tristes Fernández


Hablar por hablar al pedo, les jipis se juntan en el bar del Mario a analizar las elecciones. La patafísica de las PASO, la impotencia del progresismo, las bases populares al tacho del peronismo noeliberal y las internas del PJ (Partido Jipi)

“Veo con preocupación al proyecto político actual porque estas elecciones se dieron en un marco donde se fue instalando previamente cierta idea de antipolítica. Creo que esa mancha de aceite que es la antipolítica se extendió considerablemente en la sociedad argentina. Y la antipolítica es el caldo de cultivo de la derecha”.

Marcelo Koenig, Secretario General de la Corriente Descamisados y diputado nacional por el Frente de Todos en entrevista con Mariano Pacheco (Revista Zoom)

“El problema no está en los despachos, el problema esta en la calle”

Pedro Rosemblat

“Cuando las circunstancias son adversas no te queda otra que transformarte”

Frase en agenda Alegría Ahora

Por Tomás Astelarra | Ilustración: @nico_mezca

“La estadística es esa maravillosa ciencia según la cual si una mujer murió de hambre y un hombre empachado con un pollo, los dos comieron medio pollo”, decía Umberto Eco.

En las PASO de 2019 con el Jipi y Suipacha tuvimos una fabulosa idea, votar por Cambiemos. Ya que las PASO lejos de funcionar como internas hace rato funcionan como una encuesta a cielo abierto, la idea casi patafísica (apostando a la inutilidad de la ciencia positivista que tiene en la estadística su máxima expresión) era despistar. Con el diario del lunes, tuvimos la certeza de que si hubiéramos convencido a más personas de hacer lo mismo, hubiéramos convencido a las huestes del gato endeudador compulsivo que tenían la vaca atada (con la soja y otras delicias del “campo” financiero) y nos hubiéramos ahorrado no solo una corrida cambiaria y una fuga masiva de capitales, sino también el esfuerzo final de Cambiemos entre las PASO y las generales que casi, casi, nos hace perder la elección. Además de dejar evidenciada la absurda y desmoralizante visión de un 40% de la población que apoya a ese 1% de los sectores concentrados y tránsfugas de la economía.

Mientras el Frente de Todes mantuvo la balanza en un 48%, Cambiemos sumó 10 puntos para arañar el 40% en las finales.

-¿Te acordás? Fue hace un par de años. No daba pa festejar mucho. Nos estaban pisando los talones. Y ahora resulta que el boludo de Alberto no para de tropezarse- recuerda el Jipi en el bar del Mario.

-Ya a esta altura es difícil creer que una importante porción de la población cree en la democracia, el estado, los medios hegemónicos, la política institucional, la estadística y sus encuestas, y por ende en las elecciones (en particular las PASO). ¿Será que de acá a noviembre sucede lo contrario?- se pregunta la chica Punki.

-De alguna manera el gobierno de Fernández suena a algún tipo de ucronía, o ejercicio contrafáctico, de que hubiera pasado con un gobierno de Scioli. La capacidad del kircherismo de controlar un gobierno peronista de derecha, o neoneoliberal, o pecho frío, sin calle. Imagináte, si se le escapó la tortuga a la Cristi siendo vice y con un montón de ministres, con el manco en la presidencia quizá terminábamos peor que Alberto haciendo gobierno con la UIA, la CGT, los jueces y el grupo Clarín – trata de analizar el chico P.

-Quizá por eso la Jefa mandó a no votar a Scioli. Eso es un hecho muy difundido de buenas fuentes bonaerenses, o incluso en Rosario o Córdoba. Después le echamos la culpa a los que votaron al FIT o los que simplemente no votaron. ¿Será que esta vez pasó lo mismo?- se pregunta el escritor Cabeza.

-Puede ser, una nueva jugada maestra de la Jefa, para mostrarse como la única garante de los votos y presionar al Tío Alberto (cada vez menos poeta y más impopular) con un gambito de ministres – se esperanza el chico P.

-Teniendo en cuenta la apabullante falta de participación o abstención, también debe haber mucha gente que expresó su bronca con este gobierno sabiendo que al final de cuentas las PASO no determinan nada. Es sabido que los votantes de derecha son legalista y obedientes. Y los de izquierda más desobedientes, cuestionadores y capaces de no votar o votar de mentira como ustedes (total ta demostrado que al final nadie va en cana por no ir a votar). No te olvides que en estas PASO hubo 66% de participación, 10 puntos menos que en 2019, y también que en 2017 y 2015. A eso sumále los votos en blanco o nulos, que fueron históricos en Mendoza (la tercera fuerza con 10% de votos en blanco y 3% de nulos) Y también en la provincia de Buenos Aires (4.41% de voto en blanco, 1,57% de votos nulos y 0,13% de votos impugnados). En particular en la primera y segunda sección (5,81 y 11,2% de voto en blanco respectivamente), donde se dirimió la suerte nacional. Y en Santa Fé (4,55% de voto en blanco). Entonces vos ves, como dice el cumpa Santucho, que mientras los medios hablan de un avance de la derecha, en realidad Cambiemos tuvo los mismos votos, quizá un poco más y hasta quizá un poco menos que en otras elecciones recientes (8,8 millones de votos frente a 8,3 de las PASO de 2017, 8,1 de las PASO 2019, y 10,8 de las generales 2019). Es decir que la derrota del Frente de Todes se explica por la gente que no votó o votó en blanco. O voto a la izquierda del FIT. No es un avance de la derecha, es una impugnación a este gobierno (evidentemente coptado por el peronismo de derecha)- explica sesudamente la Señorita Mayonesa recordando sus épocas de socióloga.

-Encima ahora nos ponen un ministro antiborto, un sojero y un narco asesino de militantes. Y la ministra de Género solita discutiendo que dejaron pocas mujeres.

-Paraaaa…con Anibal no te metes que es el mejor narcopolítico que ha habitado Sudakamérica desde Pablo Escobar-se queja el Jipi.

-Si, pero que lo pongan en Seguridad me da un poco de desconfianza-aclara Suipacha.

-Entonces la Cristi, tiene razón. El problema es Alberto que no está terminando de ejercer políticas populares, tomando el té con los poderosos, haciendo recortes presupuestarios y reculando en decisiones estratégicas como Vicentín. Cómo decía Nestor, es fácil hacerse el valiente con los pobres – redobla su esperanza el chico P.

-Paraaaaa, paraaaa. Que la Cristi chamulla mucho pero al final del día nos dejó afuera de las listas a los movimientos populares y sus hijes de la Campora, con tal de tranzar candidatos en Hurlingham, nos enchufaron al muerto este de Juanchi Zabaleta en el ministerio de Desarrollo diciendo que lo nuestro no es trabajo. Apostaron por la vieja política, el clientelismo de los intendentes, y a nosotras nos dejaron afuera. Porque mirá que paradógicamente el barba Pérsico está con Alberto. Porque la verdá, la verdá, compañeres, es que en el Frente de Todes hay tres peronismos. El de derecha (Alberto, Massa, Solá, Scioli), el progresista de izquierda (Cristina y Axel) y el verdaderamente popular y de abajo (que son los movimientos populares). Nosotres vamos a seguir luchando y consiguiendo reivindicaciones aún con un gobierno en serio de derecha como el de Cambiemos. Y también podemos tranzar con un gobierno de derecha peronista como el de Fernández. Pero con la Cristi es bien difícil discutir, porque siempre quiere el mango y la sartén-explica el escritor Cabeza.

-¿Y la Campora?

-Es un misterio. Pero siempre termina aparateando. Construyen poder. Aunque todavía no sabemos para qué, como dice el Turco Asís. Pero construyen poder desde arriba. Ahora, desde abajo, mucho nos los veo. Cada vez menos ¿Sino por qué en vez de hacer renunciar ministros no sacan a la gente a la calle? Porque no tienen gente. Quizá votos. Pero no gente que pueda movilizarse, como si puede movilizarse el Evita bancando a Alberto-insiste el escritor Cabeza.

-Podrían marchar contra el FMI, la hidrovía o el acuerdo porcino.

-Todo muy complejo.

-¿Y que me dicen de esa aldea de galos con poción mágica que le hizo ganar al Frente de Todes en medio de la Córdoba gorila?- sostiene la esperanza el chico P.

-En las tierras del intendente Jipi, Pabli Riveros, Villa Ciudad Parque, el Frente de Todes sacó 36,9% de los votos, frente a 18,8% en promedio en su región, Calamuchita (donde vienen laburando otres cumpas de la Martín Fierro) y 10,92% en toda Córdoba.

-También… hay que poner un candidato de apellido Gil.

-Y también dejaron afuera a las cumpas de los movimientos populares para poner a la piba esta de la Campora que no la conoce nadie. Si hasta uno duda si no votar por Hacemos por Córdoba pa que entre de diputada la compañera del Evita, Rosalía.

-Pero lo de Villa Ciudad Parque demuestra que con una gestión de los movimientos populares el Frente de Todos gana por paliza. Los chetos estos de la Campora deberían respetar y aprender en vez de criticar tanto. Más pala y menos lapicera.

-Algo parecido pasó en Rosario, les pibes de Ciudad Futura quedaron terceros en Rosario con casi un 9%, y segundo en Villa Ester y Venado Tuerto. De a poquito, de a poquito.

-Que ganas de ser santafesino pa votar a Carlitos Del Frade. Necesita triplicar los votos pa entrar a diputado, pero 2,6% de votos no es moco de pavo. Sacó más que el FIT (1.76%), Quizá algun ex rossista con dignidad lo vota en las generales.

-Otro caso curioso es el de Lanus, donde la interna la ganó la lista del cumpa De Gennaro. Pero como hubo internas, el Frente de Todos le ganó a Cambiemos. ¿Cómo puede ser que siendo un frente tan amplio no halla posibilidad de elegir que ingrediente de la torta queremos? Si acá en Córdoba hubiera habido interna entre los movimientos sociales y la Cámpora les ganábamos por goleada. Son cuatros gatos locos.

-¿Y entonces que hacemos?

-Seguir luchando desde abajo por imponer la política que queremos, por un país ambientalmente sano, socialmente justo, culturalmente diverso, económicamente sustentable y sin violencia de género.

-Y…por el momento…entre pala y pala de ese otro mundo posible…salir a convencer a todes les jipis zapatroskosautonomoliberales de que se dejen de fumar porro y mueven el culo una horita en Noviembre para votar al Frente de Todes, antes que venga la Patoparaca con la metralleta y además de quedarnos sin bosques nos quedemos sin compañeres.

Estas charlas o relatos transcurren en el Valle de Polonia, es decir, Ningunaparte. Son ficción. Ciencia Ficción Jipi. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.