Inicio INFORMES El desierto de lo real

El desierto de lo real

La “campaña del Desierto” de Lanata contra los mapuches se lanza en tiempos de concentración, fuga y criminalización. Germán Kammerath está encerrado, pero dejó abierto una mirada desértica sobre las grandes ciudades, desbordada de desechos cloacales. Y un debate con la empresa Syngenta que muestra que no estamos muy alejados del sable de Julio Roca.

Por Lea Ross | Ilustración: @nico_mezca

El informe televisivo que realizó el programa Periodismo Para Todos (PPT), conducido por Jorge Lanata, titulado “Indios al ataque”, duró 626 segundos. En esa edición, ninguna de las personas entrevistadas alcanzó el minuto completo de duración: Romina Jones Huala, mediante cámara encubierta, estuvo 57 segundos; un ex patrullero de montaña: 52 segundos; el actual intendente de El Bolsón: 33 segundos; alguien ligado al club que se incendió: 27 segundos; los integrantes de la Lof Quemquemtrew: 16 segundos (que negaron ser los responsables de aquel incendio); y un ex-intendente: 5 segundos.

Ninguna de esas personas hizo referencia a la supuesta pretensión del pueblo mapuche de segregar a la Patagonia, como lo publicitó el programa tanto en televisión como en los medios gráficos.

Pero ese mapita de arriba no se condice con lo que se mostró en el tramo final del informe, que fue una animación de una bandera mapuche flameando no sobre la Patagonia, sino sobre la región pampeana.

La producción de PPT se inspiró en un mapa que realizó el diario El País, de España, en el año 2017, y que incluso fue expuesto en la emisión del 20 de septiembre de 2017. Tampoco coincide con los dos mapas anteriores.

Archivo de PPT de 10/09/2017.

¡Muchachos, pongansen de acuerdo!

Al ataque

El historiador Ramón Minieri publicó un libro llamado Ese ajeno sur, que hace una historización sobre las empresas inglesas que compraron las tierras patagónicas, luego de la Campaña del Desierto. A la hora de revisar las actas de las firmas, Minieri reveló que varios integrantes de los distintos directorios eran las mismas personas. Y que de a poco, las empresas se iban fusionándose hasta concretar el nacimiento de una sola corporación: Argentine Southern Land Company, tal como lo muestra la siguiente gráfica, extraída de la obra.

Para la década de los 70, las estancias de esa corporación inglesa fueron adquiridas por particulares argentinos, pero registradas en Luxemburgo. Y en 1982, se registraron bajo el nombre de “Compañía de Tierras del Sud Argentino S.A.”. Una década después, en 1991, los activos de la Compañía fueron compradas por el magnate textil italiano Luciano Benetton, ocupando un total de 900 mil hectáreas, el doble de lo que abarcaba su antecesora inglesa y convirtiéndose así en el mayor terrateniente del país.

Una situación que se asemeja bastante a Joe Lewis, quien cercó al famoso Lago Escondido, cuya fortuna de 5.300 millones de dólares lo llevó a convertirse en el séptimo hombre más acaudalado de Inglaterra. En 1992, se asoció a George Soros, el “abuelo de los fondos buitres”, para apostar contra la libra esterlina, obteniendo enormes ganancias en el llamado “Miércoles Negro”. Desde entonces, su holding Tavistock Group controla más de 200 compañías en quince países.

Hoy se estima que hay una treintena de pueblos-nación indígenas en el actual territorio argentino, divididos en más de 1.600 comunidades. La quinta parte vive en zonas rurales, que abarcaría un total de 14 millones de hectáreas. Según un relevamiento de Amnistía Internacional, realizada hace cinco años atrás, se detectaron unos 185 conflictos indígenas por disputas de tierras, hechos represivos, contaminación en los territorios y causas judiciales, entre otros. La tercera parte de ese mapeo se concentra en el suelo neuquino y sus alrededores, con fuerte presencia mapuche, pero también repleto de plantaciones madereras, cuerpos de agua y pozos de extracción hidrocarburífera, además de las grandes extensiones de tierras en manos de millonarios estancieros.

Es ahí donde se emergen las tensiones por aplicar la prórroga de la Ley 26.160, que prohíbe el desalojo a comunidades indígenas ante la espera que sean relevadas en su totalidad. Esta semana, obtuvo su media sanción en el Senado, sin que faltara su rechazo por proteger a “terroristas”, según el senador Ernesto Martínez, aliado de Luis Juez, apegándose al discurso de Lanata, que no es casualidad que sus primeros informes contra los “indios” fueron hace cuatro años atrás, no solo por el contexto de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, sino porque también en el Congreso se debatía si prorrogar o no la misma normativa.

Criminalizar y fugar

El 22 de junio de 2009, Lanata reveló, en el extinto diario Crítica, la lista de empresarios que tenían cuentas secretas en el JP Morgan, aportados por el ex empleado Hernán Arbizu. En ella, figuró a la cabeza la también extinta Ernestina Herrera de Noble, directora del diario Clarín, que tenía un depósito de 154 millones de dólares; y en segundo lugar, Héctor Magnetto, CEO del multimedio homónimo, con casi U$S 1,3 millones de dólares. Más de 297 millones de dólares, a nombre de integrantes del Grupo Clarín, tenían guardadas sus reservas en el banco estadounidense.

Los Pandora Papers revelaron que Magnetto, Herrera de Noble y José Antonio Aranda (segundo de Magnetto y quien también figura en la lista del JP Morgan) crearon dos sociedades offshore radicadas en Islas Vírgenes Británicas, llamadas Mather Holdings Limited (creada en 1990) y Silkwood Investments Limited (en 1991). Ambas se entrelazan con una serie de sociedades creadas en Delaware (distrito de Estados Unidos, también considerada una guarida fiscal) y una pequeña isla del Caribe, cercana al archipiélago de bandera británica: San Cristóbal y Nieves. Silkwood tuvo las acciones de otra compañía vinculada a los hijos de Magnetto y de Aranda: Med Star Investments Corp., creada en la Isla de Nevis, en el mar Caribe. El formulario señala que el origen de los fondos del Med Star son de “las ganancias recibidas por uno de los mayores conglomerados de medios de la Argentina”. Los Pandora Papers confirman que esa sociedad tiene una cuenta bancaria en el JP Morgan Chase Bank (Estados Unidos). 

Finalmente, según los documentos recolectados en los recordados Panamá Papers, en 1998 el JP Morgan creó una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas llamada Eldorado Ventures Inc., también en las islas Vírgenes Británicas. Lo hizo mediante sus filiales Chase Bank (C.I.) Nominees Limited y Chase Bank & Trust Company (C.I.) Limited, que se encuentran en la isla de Jersey, también dentro de la corona británica. En el año 2000, las acciones del Chase Bank fueron transferidas al Tenby Nominees Limited y al Brock Nominees Limited, ubicadas en la isla británica de Guersney, cuyo único agente a cargo es la mega financiera Credit Suisse.

En el 2004, las acciones del Eldorado Ventures fueron vendidas a seis integrantes de la acaudalada familia cordobesa de los Remonda, ex dueños del diario La Voz del Interior, de mayor tirada de la provincia de Córdoba y hoy en manos del Grupo Clarín, desde finales de los años noventa. Es decir, cuando Magnetto, Herrera de Noble y Aranda ya tenían muy calibrado sus relaciones con el JP Morgan para armar sus cuentas offshore.

Cada integrante de esa familia ha invertido en distintas actividades económicas, como la soja, la minería y el desarrollismo inmobiliario. Tal es el caso de Luis Eduardo Remonda, cuyo empleado registrado ha sometido distintos vejámenes a una familia, integrantes de la comunidad comechingona Pluma Blanca, en la región cordobesa de El Manzano, en las Sierras Chicas, localidad que acaba de padecer uno de los peores incendios de la semana pasada. El caso de Pluma Blanca es uno de los conflictos indígenas más duros que se conoce en toda la provincia de Córdoba y que involucra a los negocios de la renombrada familia de La Voz del Interior, cuyos nexos con Clarín le habrían facilitado su entrada al negocio offshore.

El chirrido del Chancho

“Kammerath fue el primer intendente en vivir en un barrio cerrado, una costumbre que adoptarían todos sus sucesores capitalinos. Parece un apunte simbólico, pero es político”, publicó desde Twitter el colega Juan Manuel González, luego de que aquel militante de la UceDé que ejerció la jefatura municipal de la ciudad de Córdoba, entre 1999 y 2003, fuera trasladado a la cárcel de Bouwer.

Germán “Chancho” Kammerath fue subsecretario de comunicación de la Nación, bajo las órdenes del presidente Carlos Menem. En 1992, fue designado como interventor de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CNT) su compañero de militancia José Luis Palazzo, donde ordenó destituir a todo el directorio. Allí, promulgó una serie de resoluciones para expandir el negocio del cable que beneficiaron a Samuel Liberman, amigo de Menem y dueño de la empresa Video Cable Comunicaciones SA (VCC). En 1993, Palazzo abandonó la CNT, y pasó a ser apoderado y director de VCC en Córdoba, donde se dedicó a comprar pequeñas empresas de cables del interior provincial. A comienzos de 1997, Liberman vendió VCC en partes iguales a Multicanal (Grupo Clarín) y Cablevisión, empresa que luego también fue absorbida por el multimedio de Héctor Magnetto.

Inmediatamente después, en junio de 1997, Liberman compró la mitad de las acciones de Canal 12 de Córdoba (Telecor SA) y designó como miembro del directorio a Palazzo, que inició una purga contra trabajadores con considerable antigüedad y afiliaciones gremiales. Así, Canal 12 fue inmediatamente vendido al Grupo Clarín, mientras también acordaba con los Remonda en la compra de La Voz del Interior y Kammerath asumía la intendencia capitalina.

En ese entonces, su humilde servidor recuerda cuando tenía alrededor de 14 años de edad, que acompañó a su papá al hospital, fruto de un siniestro automovilístico. Le pusieron un cuello ortopédico, lo subieron a una camilla y lo llevaron en la ambulancia, con mi compañía. Había tantos baches en el camino, que tanto el chofer como el personal de salud ya le habían puesto nombres propios a esos agujeros. Esos mismos que lo padeció el viejo, cada vez que los neumáticos lo pisaban, como si fuera un capítulo de Los Simpsons donde Homero recibía varias tundas en la cabeza. Finalmente, cuando llegamos al Hospital (creo que el de Urgencias), en la sala principal había una enorme pancarta, con una imagen caricaturesca que decía: “El chancho Kammerath se robó los huevos de oro”, en referencia a la escasez de insumos para el personal.

El chanco y el que le da de comer

Como intendente, Kammerath designó en el área de desarrollo económico a Laura Rodríguez Machado, actual senadora nacional y referenta del PRO en Córdoba. Durante esa gestión, la deuda municipal se incrementó en un 466%. Lo insólito es que Rodríguez Machado se trasladó luego como vocal del Tribunal de Cuentas del municipio, lo que llevó a que toda irregularidad financiera, cometida por ella misma, sea revisada por la misma persona.

Inmediatamente después de su pase como funcionaria, Laura trabajó en la inmobiliaria Euromayor, cuyo actuales directores están imputados por estafa y asociación ilícita por fraguar los fondos que debían ser destinados para la construcción de sus emprendimientos. Hoy, Kammerath está preso, gracias a una denuncia realizada por Luis Juez. Mientras que Rodríguez Machado y la ex secretaria privada del Chancho, Soher El Sukaria, integran el mismo bloque que Juez.

La declaración de emergencia ambiental en los barrios capitalinos de Villa Páez y Alberdi, por los desbordes cloacales, ha llevado una discusión en pugna entre la responsabilidad empresarial y pública inmediata y la falta de inversión y regulación equilibrada por las distintas gestiones municipales al favorecer los intereses inmobiliarios, que apuntan siempre a ensanchar la brecha social mediante, por ejemplo, la construcción de barrios privados. Esos que habitan los ex intendentes.

La novedad más importante de esta semana fue que el fiscal Tomás Casas consideró que el responsable de la rotura de aquel caño fue de la firma Aclade SRL. Desde los pasillos de la fiscalía, se señala que esa decisión se debió por un registro audiovisual, donde se mostraría el momento exacto donde el ducto se quiebra. Aclade no es solo una contratista del Estado. También tiene una cartera de clientes para realizar labores privados, de la mano de Electroingeniería, IECSA, Proaco, Grupo Roggio y Euromayor, ésta última dueña del frustrado emprendimiento de Antigua Cervecería, donde en lugar de seis edificios, solo se construyó un levantamiento esquelético, sin terminar, que fue testigo directo de la salida de esos líquidos fecales, brotados en la calle Arturo M. Ogas al 600.

El desierto y lo real

En el marco de la discusión sobre los alimentos, tanto por la aprobación de la Ley de Etiquetado Frontal como la polémica sobre el aumento de sus precios en las góndolas, el programa televisivo Brotes verdes tuvo un caldeado debate entre Antonio Aracre, CEO de Syngenta en Sudamérica, y Nahuel Levaggi, coordinador de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), cuya síntesis lo podemos ver a continuación:

Syngenta nació en el año 2000, por la fusión de dos departamentos de investigación agropecuaria que pertenecían a dos laboratorios reconocidos: AstraZeneca y Novartis. A su vez, Novartis nació en 1996, con la fusión de dos compañías: Sandoz y Ciba-Geiby. El calmado Aracre trabajó como gerente financiero en ésta segunda compañía por una década. Con el surgimiento de Novartis, mantuvo ese cargo de la sede de Buenos Aires, en particular en el departamento agropecuario. Y con la megafusión con Syngenta, le permitió ascender a director general.

En 2017, Syngenta fue comprada por ChemChina, uno de los mayores conglomerados del país asiático por U$S 43 mil millones. En 2019, se creó Syngenta Group, un holding creado entre Syngenta AG, con sede en Suiza, ADAMA en Israel, y las empresas chinas de Sinochem, con ventas que alcanzaron los 23.000 millones de dólares en 2019, definiéndose así misma como el líder mundial en agroquímicos.

Finalmente, Syngenta compró los activos de otra multinacional china, Cofco International Protection AG, que en la actividad local es una de las mayores empresas exportadoras de granos, además de tener a mano los activos de Nidera, que recibió hace pocos meses una reprimenda por parte de la Comisión Nacional de Defensa a la Competencia en Argentina, porque se considera que monopoliza el negocio comercial de las semillas de girasol. Nidera fue quien presentó en los años noventa la Soja RR, resistente al Round Up, bajo el diseño de Monsanto, para que se implante en el suelo argentino y países vecinos, llevando a la “sojización” de nuestro Cono Sur. De hecho, Syngenta fue recordada por haber anunciado, con beneplácito, que nos convertiríamos en la “República Unida de la Soja”.

Lejos de ser un desierto, la ocupación de todo ese territorio implicó desmontes, desalojos y su consecuente segregación social, además que colaboró en que la región tropical sea la zona mundial con mayores asesinatos contra militantes territoriales. Nada más alejado que aquella mirada de Julio Argentino desenvainando su sable en aquel sur ajeno.

No es desierto

Para terminar, los terribles incendios ocurridos en Tala Cañada (departamento de Pocho), Los Cóndores (Calamuchita) y La Granja (Colón, Sierras Chicas), que en el momento en que se escriben éstas líneas ya estarían apaciguados por el descenso de la temperatura y el ascenso de la posible humedad, nos invitan a compartir con ustedes éste fragmento literario, firmado al pie del mismo y acompañado con la siguiente imagen:

BLANCO Y NEGRO.
30/10/2021. Sierras Chicas

Acá hay una foto en blanco y negro. Con el único filtro del fuego.
Así queda un bosque de Piquillines cuando el fuego lo atraviesa. Así quedan nuestras almas en estos momentos. Suspendidas en un blanco y negro.
Aunque si mirás bien profundo, ahí, se ve un punto amarillo. Seres de cabezas blancas, rojas, verdes, amarillas.
Una bandada de seres diferentes comunicándose entre sí. Con una gran pulsión en común, el amor al Monte.
Llevamos un chicote en una mano.
Llevamos una herramienta de zapa.
Llevamos una mochila pesada.
Llevamos un machete pidiéndole al MONTECITO que nos deje entrar sin tanto raspón. Que confíe, si puede, en nosotres.
El cansancio se siente, mirás al lado y tu hermane lo está dando todo, entonces seguís…

Éste fuego nos atravesó como habitantes del territorio hermoso de Sierras Chicas. Aún no sé cuál será el aprendizaje. Solo sé que una vez más, cuando nos juntamos estos seres diferentes de cuerpo de colores, nos hermanamos con confianza y hacemos grandes cosas.
Cuando entramos al fuego no entramos solo les Combatientes. Cuando entramos, entra esa gran Red de AMOR. Entran nuestros padres, nuestras infancias, nuestras mascotas, los que ya no están aquí. Entra cada ser que de alguna manera son parte fundamental de que nosotres podamos estar ahí.
Entonces sí, ésta foto es triste (no cabe dudas), pero ese punto amarillo es la luz de una construcción atrás que respalda y que no para.
Porque acá estamos! Porque somos un montón!
Porque cuido y me cuidan.
Y porque vamos a proteger con paciencia ésta foto en Blanco y Negro para que renazca el Verde Monte!!!.
Ahora dejo de escribir, porque ya estoy viendo nubes en mi cielo, que me dicen que probablemente este capítulo este por finalizar…

Yeni.
(Combatiente de la Brigada Forestal Kamchira. Cerro Azul)