Los pasos de una autovía

La Autovía de Punilla ya se está repartiendo entre las empresas constructoras. En paralelo, sectores sociales se resisten al pie de la montana cordobesa por el avance de territorios. Un panorama represivo se avizora en clave electoral.

Por Lea Ross

Tal como lo predijo La Luna con Gatillo, la empresa constructora José J. Chediack SAICA es la adjudicataria de los primeros cinco kilómetros de la polémica Autovía de Punilla, una de las obras viales más importantes y polémicas de la provincia de Córdoba. Así lo señala un documento oficial de la empresa Caminos de las Sierras SA, encargada de llevar a cabo las licitaciones de ésta índole. La adjudicación fue certificada con una nota fecha del 8 de marzo.

Ese documento fue obtenido por las organizaciones serranas a comienzos de abril, cuando el primer miércoles advirtieron la presencia de maquinarias al margen del lago San Roque. Se supone que los trabajos realizados allí era para realizar mediciones de suelo para calibrar la ubicación de un futuro puente, como parte de la autovía. Tanto asambleístas como vecinos potenciales a ser expropiados sostuvieron que no había ninguna documentación que justificaría esas obras. Por ese motivo, al jueves siguiente, se realizó un bloque vecinal para evitar el avance de las máquinas hasta tanto no se expusiera algún permiso correspondiente.

“Finalmente, como un intento para parar la bronca, el comisario decidió entablar un diálogo y consiguió que el ingeniero, a través de la empresa, pudiera habilitar el contrato existente entre la empresa Chediack y Caminos de las Sierras. Porque la argumentación, en ese entonces, era que la licitación todavía figuraba en curso”, explicaba Santiago de la Asamblea San Roque Despierta al presente portal.

Fotos de archivo de inicios de abril. Gentileza: Facebook Unidos por el Monte.

Esto se contrapone con una respuesta que había recibido su humilde servidor, cuando le pidió a la empresa que maneja esas licitaciones información referida a la situación de las distintas secciones de la llamada Alternativa Ruta Nacional 38, en el cual solo se limitó a responder, con fecha del 17 de marzo, que todavía se estaba “realizando el proceso administrativo para la adjudicación de los tramos”, cuando en realidad ese trámite ya se había consumido hace más de una semana.

La contradictoria información pone en duda la voluntad de Caminos de las Sierras, cuyo paquete accionario está en manos del estado provincial, de informar correctamente lo que ocurre con sus proyectos a cargo, ya que abre el paso a sospechas de ocultamiento de información pública.

Esta situación es acorde a un informe que realizaron colegas de la organización periodística RUIDO, referida a la situación de la obra pública en las distintas provincias argentinas. En ella, se le reconoce a Córdoba como la provincia más predispuesta a brindar información referida a ese rubro, pero que tiene como limitante la falta de accesibilidad a los datos que se ofrecen en los respectivos portales web. Se menciona por ejemplo a la plataforma destinada a las empresas que quieran participar de las licitaciones, del cual su link precisamente figura en la respuesta que le dio la empresa a su humilde servidor.

Además, RUIDO señala que Caminos de las Sierras, a cargo de los pasos viales que conectan a la ciudad de Córdoba con las regiones serranas, recibe la mayoría de sus fondos como “aportes de capitalización”, una figura que los exime de pasar por el control del Tribunal de Cuentas de la provincia. La principal argumentación de la Provincia es que eso les permite ahorrar en gastos del IVA. Curiosamente, eso es coparticipable, es decir, reintegrable a la provincia.

“Por eso no llama la atención que al intentar obtener información del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Córdoba sobre las tres obras mencionadas (en especial para conocer los dictámenes u observaciones, si es que hubo), se respondió que las averiguaciones debíamos realizarlas ante los ministerios respectivos. Se argumentó que esos expedientes están en manos de la Provincia”, señala RUIDO.

Además, estamos hablando de la administración de miles de millones de pesos, de los cuales parte se obtienen por créditos internacionales en dólares, lo cual habla de una cantidad monetaria sensible, que se apaciguarían si se brindara la información fidedigna correspondiente.

Va a ser tan lindo hacer un puente

La llamada sección 1A del primer tramo del proyecto vial, que la ganó Chediack, está conformada por 5,1 kilómetros, que se inicia por la traza extendida del puente magnánimo llamado “José Manuel de la Sota” sobre el lago San Roque, construida por Astori Construcciones y asociada a Chediack para pavimentar esas mismas extensiones. La traza pasaría por tramos urbanos de la comuna San Roque y bajaría por parches de bosque nativo, para luego doblar por el margen del embalse. En esa parte, se supone que el gobierno concretó acuerdos de expropiación a algunos terrenos propietarios. Finalmente, se propone construir un nuevo puente para conectarse con la próxima localidad, que es Bialet Massé.

Cheadiack había ofrecido como oferta económica 5.195 millones de pesos, cuando Caminos de las Sierras había estipulado una oferta inicial de $ 3.772 millones. Es decir, una sobrefacturación de 37,7%. Según los pliegos presentados por la constructora, los principales gastos serían los siguientes:

  • Movimiento de suelos (sin IVA): $ 1.060.565.809;
  • Paquete estructural, incluyendo el concreto asfáltico (sin IVA): $ 766.737.354;
  • Puente sobre el río Cosquín (sin IVA): $ 758.604.620.

En realidad, el ítem de puentes se queda con gran parte de la torta, con más de $ 1.675 millones, ya que la sección 1A está conformada por cruces, bajadas y distribuidores. Pero el menciona puente sobre el río Cosquín es la más importante de todas, y es la que permite continuar con el resto del camino de la autovía.

Chediack viene llevando en su cartera obras viales importantes de la provincia, como es el Camino de las Altas Cumbres, pavimentada junto con Britos SA, quien había realizado el Camino del Cuadrado. En el 2017, su titular José Chediack se presentó como arrepentido en el escándalo de la causa del Cuadernos en Comodoro Py. Fue luego de que el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, confesara que Chediack era uno de los empresarios que pagaba coimas a funcionarios, como integrante del “club de la obra pública”.

Dichas investigaciones señalan que aquella Cámara era el lugar donde los integrantes del club concertaban respecto quiénes ganarían las licitaciones, con qué ofertas, y qué retribución recibían los que no ganaban. Al igual que Wagner, Chediack también fue titular de dicha cámara empresarial, entre el 2014 a 2016. Inmediatamente después, se presentó en Córdoba como único oferente, junto con Astori, para las obras del puente De la Sota.

A finales de 2019, con el cambio de gobierno, Chediack fue citado a declarar como testigo en el juicio por la supuesta cartelización de obra pública en la provincia de Santa Cruz. Allí, negó que existiera tales preferencias. Desde el periodismo alineado con la actual gestión presidencial interpretan que el empresario se contradijo en todo lo que dijo; sin embargo, aquí se habla de una causa aparte del de los cuadernos.

José Chediack, re pistola, presentándose como testigo en la causa de Santa Cruz. Foto: Télam.

Al pie de la montaña

Hace un mes atrás, cuando la noche se aproximaba, una fuerte tormenta no calculada les trajo problemas a un grupo de jóvenes, dispuestos a iniciar una acción directa contra la autovía, que estaba planeada a realizarse en medio del monte. Uno de ellos recordó al existencia de un galpón en desuso, con la mitad de sus paredes en pie, pero con un techo asegurado. Así, en lugar de hacerlo a cielo abierto, las cuatro carpas se instalaron en la zona donde se iniciaría la autovía.

“No quedaba otra. Yo creo que agotamos todas las vías legales. Yo veía que hacía falta poner el cuerpo para hacer visible toda esta falencia”, señala uno de sus jóvenes, que se hace llamar Venus y que vienen en representación de la Comunidad 9 Lunas, con permiso de la Nawan. Desde entonces, entre rituales ceremoniales y la juntada en plenarias, el recientemente llamado “Acampe Territorio Tohaen, Reserva Quisquizacate” reclama por la consulta previa a todas las comunidades indígenas del actual territorio punillense, como lo estipula el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. El terreno donde se encuentra el acampe está calculado sobre un pasaje inicial de la autovía, donde adquiriría la forma de una curva para luego bajar sobre una cobertura vegetal, con especies nativas.

Luego del desalojo que se realizó en el acampe de la Ruta Provincial 5, contra la Autovía de Paravachasca, existe una cierta expectativa sobre la respuesta gubernamental, frente a una gestión provincial que espera que las dos autovías queden lo suficientemente concretadas para poder llevar a cabo los respectivos actos de inauguración, previa a las elecciones provinciales. Y no son cualquier elección: es la primera donde los máximos dirigentes del oficialismo con mucho caudal de votos popular -José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti- no podrán presentarse como candidatos como gobernador, lo cual les abre una fuerte incertidumbre a la hora de controlar las internas del partido pejotista, y frente a un posible rival como es Luis Juez que encabezó la lista de ganadores en las legislativas del año pasado.

Los tiempos electorales pueden ir lentos o acelerados. Dependiendo de qué tanto avancen las topadoras, frente al calor de una fogata para paliar la helada estacional.