El futbol es de les pibis

Construyendo el pensamiento popular anti punitivista y anti policial para la abolición del sistema penitenciario.

Por Santy Rodriguez | Fotos: SR

Los espacios de encuentro dentro de los colectivos, identidades o diferentes expresiones por fuera de lo socialmente pactado y a quienes se nos es más difícil la remuneración tanto económica, como cultural y política, nos ayudan para entender que no todo está perdido, que es necesario el encuentro. ¿Pero qué sucede cuando los espacios en otros contextos son nulos, cuando la desinformación y los medios terroristas de la información criminalizan y crean todo una historia de los espacios de encierro para sembrar miedo, punitivismo y exclusión, pero no de quienes distribuyen y alimentan el castigo, si no de quienes en espacios de encierro están resistiendo?

Maria Boloquy es una ex futbolista de San Lorenzo, pasando por Rosario Futbol Club, una prueba en el equipo femenino de Boca Junior y por otros clubes de futbol. Actualmente se desarrolla como directora técnica nacional, con su propia escuela y es entrenadora de un equipo femenino en la cárcel de la ciudad de Rio Cuarto.

¿Cómo comienza tu carrera deportiva?

Mi carrera deportiva inicia en el pueblo jugando desde muy chica, si empieza a ser una carrera más profesional cuando llego a Rio Cuarto que me anoto en la universidad y ahí estuve un par de años. Después me anoto en Rosario Futbol Club y de ahí me voy a buenos aires, en ese trayecto tuve una prueba en Boca Junior, tuve la posibilidad de irme a jugar a Estados Unidos que por decisiones personales la deje pasar y lo último fue jugar en San Lorenzo, después me tuve que volver porque el tema de mis rodillas ya no soportaban así que vine a hacer mi retiro acá en Rio Cuarto.

¿Cómo surgió el proceso de entrenar a compañeras internas?

El proceso de entrenar a las pibas surge como una idea de Victoria Las Heras es quien lleva adelante el proyecto y se llama posición adelantada, surge en el 2019 justo cuando yo vuelvo de buenos aires, nos conocíamos porque jugábamos juntas en la uni y me tiro si tenía ganas y la verdad que era un tema muy profundo a vivenciar, además de poder hacer algo para ellas con el futbol ahí adentro me sumaba y bueno hace desde el 2019 estamos haciendo esto. Es admirable que ella (Victoria) lleve esto adelante con el tema de los papeles y todo para que este proyecto sea posible.

¿Cómo vivís este proceso?

Y el proceso fue como chocante en algunas cuestiones, ya entrar a la cárcel más allá del proyecto que yo llevaba hay que dejar un montón de cosas que vos pensas y tener en claro lo que queres hacer, el cómo, seguramente perderte en el proceso y volverte a encontrar es un ida y vuelta todo el tiempo, entender que el ánimo de las internas varía según la condena, varía según un montón de cuestiones de que viven recibiendo ordenes porque están dentro de un penal y como saber llevar eso también sin imponer la actividad y que se sientan parte. Muchas han escrito cartas donde dicen que se sienten libres y creo que ese es el sentido de todo esto.

¿Cómo vivieron el proceso las compañeras?

Ellas lo viven como un espacio de libertad, más allá de que hay algunas que les gusta más que a otras, o que se sienten identificadas con algún club lo viven como un espacio de libertad. Es como muy fuerte cuando te lo dicen, o cuando escriben algo, o cuando nos leen algo, mas allá de que nosotras no estamos para juzgar lo que ellas hicieron o no y tratar de brindar una visión diferente en algunas cuestiones y tratar de ayudar en otras cosas sienten libertad y eso es lo que tratamos de llevar en ese momento, además de acompañar, que puede salir mejor que otras veces, es lo que tratamos de hacer, lo que ellas sienten y te hacen saber en el momento.

¿Hubo estigmas que se rompieron en lo personal y colectivo?

Nosotras creíamos que al poner un pie en la cárcel sabíamos que había un prejuicio que quedaba de lado o lo que podía pensar o no y creo que los rompimos antes de entrar, también creo que ellas tenían una visión nuestra que también fue cambiando no de ir e imponer un actividad si no que después con el tiempo se sentían acompañadas, el trato de igual a igual, el respeto creo que también fue de no nos miran diferente como ha pasado en otras ocasiones y creo que tiene que ver con una ida y vuelta de romper los estigmas, pero que desde pusimos un pie ahí adentro fue algo lindo de acompañarnos desde ambas partes.

¿Qué es lo que hoy estás haciendo y que pensas a futuro?

Yo actualmente me recibí como directora técnica nacional en el 2019 y estoy dirigiendo futbol femenino en Atenas, categorías formativas en la universidad, también un grupo recreativo de futbol 11 en la uni, un proyecto nuevo que salió de judicialas un equipo femenino y bueno con mi propia escuela que trabajamos junto después de la pandemia Leandro Gómez, todo esto con la idea de que el futbol sea un medio para mejorar un montón de cuestiones, desde el ámbito del futbol femenino a cualquier otro, creo que hay un montón de cosas que solucionar como sociedad y mi medio siempre es el futbol, con mis herramientas para afrontar un montón de cosas y creo que sería eso ojala que en los medios y los lugares que habito el futbol ayude a quienes lo practican, a quienes lo eligen, para ayudar, muchos sienten al hacer esta actividad muchos se sienten acompañadas, acompañados y acompañades.

Mientas se siguen construyendo más cimientos para seguir reprimiendo, esclavizando y criminalizando solo a una cierta parte de la sociedad. Mientras las políticas de estado se disparan con una violencia que avanza a pasos agigantados para que el proyecto de vida de muchas sea el encierro creamos y creemos en los espacios que construimos desde adentro para que la libertad sea una bandera de lucha. El futbol es de les pibis, todx presx es politicx.