Pensamiento Crítico

Con el plato de comida no se jode

Comparte!

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Male” buttontext=”Escuchar”]

El pasado martes 12, tras 20 despidos a empleados públicos realizados en la localidad de Achiras, el gremio ATE (Asociación Trabajadores del Estado) seccional Rio Cuarto realizá una jornada de protesta a las afueras de la Municipalidad.

Por Santy Rodriguez

Fotos: Verónica Franco

El domingo 4 de junio se realizaron las elecciones en la localidad de Achiras, donde Mauricio García del PJ le ganó al oficialismo conducido por el intendente José María Gutiérrez, de la Unión Cívica Radical, con el 42,91% de los votos. Según trabajadorxs municipales, tras 20 despidos que realizó el mandatario, hubo “una represalia política” ya que fueron notificadxs que sus contratos vencerían a fines de junio y que ese cese se debe al no acompañamiento de la campaña del dirigente radical.

Tras la falta de respuestas y la fuerte persecución política que recibieron lxs trabajadorxs, la seccional de Rio Cuarto de ATE (Asociación Trabajadores del Estado) realizó una jornada de lucha a las afueras de la municipalidad para que se revea la situación de las compañeras y compañeros despedidos.

En la misma, Rafaela Alcoba, secretaria general del sindicato de los estatales comentó: “Entendemos que ante la situación económica que estamos viviendo, que el señor Gutiérrez haya rescindido el contrato y limitado el plato de comida de 19 familias es inaceptable para nuestra organización y para cualquiera. Hoy se tiene que sostener el trabajo como fuente fundamental de sustento de cada familia”

En Argentina, con el último dato del índice de precios al consumidor del 7,8% en mayo, se estima una inflación interanual superior al 114% del mismo mes. La falta de empleo y el cese de contratos, en la situación agravante que se encuentra la clase trabajadora, es una herramienta de poder cínica para accionar. Las y los despedidos se encontraban realizando tareas en calidad contratados, becados y monotributistas, desde hace dos a tres años. Tareas tales como enfermeros, ambulancieros, en el dispensario, asistentes del área social y del corralón.

Rodrigo Olguín, perteneciente a la comisión directiva de ATE Rio Cuarto como secretario pro gremial, y oriundo de la localidad de Achiras, expresó: “Intentamos tener un dialogo con el intendente pero no hubo caso. Lo que queremos es ir a una mesa mediadora con el poder ejecutivo, parte de nosotros que somos delegados, parte de la comisión directiva de Río Cuarto y que también se sume el Concejo Deliberante y Tribunal de Cuenta que son parte de un municipio para resolver esto”.

En la jornada, en las afueras del municipio, se encontraba Silvia Alcoba, secretaria de la CTA Autónoma de la provincia de Córdoba, y coordinadora de la FeNaT (Federación Nacional Territorial) a nivel provincial: “Estamos acompañando a las compañeras y compañeros que fueron despedidos, porque como un intendente perdió las elecciones y no le cierran las cuentas, decide cortar por lo más delgado a un grupo de trabajadores precarizados”. “Hay una mala intención de querer hacerle pagar a un grupo de personas que no pensaban igual que él, sin pensar que deja a familias sin su ingreso básico. No se hace con un grado de desconocimiento, sino que de perversidad”, finalizó.

Después de una larga jornada, el intendente recibió a quienes estaban realizando el reclamo, en una audiencia donde se resolvió instalar una mesa de diálogo y el viernes 23 de julio mantener una reunión con las partes.