Entrevistas

Salud en lucha

Comparte!

Se desarrolló el Encuentro Nacional de Salud, convocado por el Hospital de Posadas, que lleva más de cuatro meses en conflicto por mejores condiciones salariales y de trabajo. La salud está en peligro y es necesario la organización del conjunto de trabajadores y trabajadoras para defenderla.

Por Santi Rodríguez

El Hospital de Posadas, uno de los más grandes del país y que nuclea a más de cinco mil trabajadorxs, ya llevaba más de cuatro meses de conflicto por la mejora de condiciones laborales y de trabajo, el mismo cuenta con el 84% de sus trabajadorxs bajo contrato y algunxs de ellxs que llevan 30 años como trabajadorxs precarixs se jubilarían en esa condición.

En ese contexto -y con varias discusiones llevadas adelante por el conjunto de trabajadrxs del hospital como mejora salarial, pase a planta permanente, entre otras-, se definió que se desarrollara en el mismo el Encuentro Nacional de Salud, donde participaron 18 provincias de todo el país.

María Fernanda Boriotti, presidenta de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) nos comentó un poco sobre el encuentro que se estuvo desarrollando el jueves 9 de marzo.

-¿Cómo se dio la instancia de generar este espacio de encuentro?

-Se genera en el propio hospital en instancias asamblearias como parte del plan de lucha que vienen llevando adelante, para poder construir una agenda común con todos los actores de salud de todo el país, con reclamos y en lucha, habiendo sido parte de la marea blanca del año 2022.

-¿Es alarmante el deterioro salarial y precarización laboral?

-Febrero y marzo fueron meses donde comenzó a aumentar la conflictividad en el mismo Hospital Posadas y en distintas provincias, esto fue de alguna manera el motor para pensar en la convocatoria a este encuentro. El presupuesto nacional y en general los presupuestos provinciales van achicándose, y los que no se achican desde lo presupuestario si muchas veces en la ejecución La realidad es que los trabajadores y trabajadoras de los sistemas públicos de salud tienen cada vez sus horarios más devaluados y hay mucha precarización laboral, que es parte de los ajustes y de los recortes. Se ve en la falta de reemplazos, en la falta de trabajadores donde se los necesita, porque no se generan los cargos adecuados y en general también falta de insumos e infraestructura que se deterioran y no se arreglan. La otra cuestión que vemos también es cómo se van debilitando y tercerizando los servicios haciendo negocios con empresas privadas que también va en detrimento e implica un ajuste y un recorte para la salud pública.

Un dato a tener presente: el presupuesto aprobado por la Legislatura porteña, en su totalidad, llevó adelante un golpe a la salud pública bajando un punto en su participación sobre el total del presupuesto. El presupuesto para salud desde el 2007 hasta la actualidad se redujo de un 23% a un 16%

-¿Cómo se desarrolló el Encuentro?

-Durante el encuentro pudimos construir una agenda común, porque lo que nos ha sacado a la calle durante todos estos años, incluso en la pandemia, son las condiciones dignas de trabajo, terminar con la precarización laboral, salarios dignos, avanzar sobre una paritaria nacional de salud que fije un piso de derechos en todo el país y la libertad sindical para que realmente las negociaciones la lleven adelante los verdaderos representantes de los trabajadores de la salud. Cuando hablamos de la necesidad de una paritaria nacional de salud hay que tener en cuenta la fragmentación que hay en todo el país en los sistemas de salud, en las políticas de salud y en las condiciones de sus trabajadores. Cada provincia y en cada jurisdicción se define el presupuesto que va a destinar a salud pública, la carrera o no que van a tener sus trabajadores, la precarización y el grado de la misma en la que van a estar sometidos sus trabajadores y el nivel salarial. Entonces tenemos una diversidad en todo el país, en todas las jurisdicciones, pero que más allá de esa diversidad terminamos en puntos comunes que son estos que nombre anteriormente como los bajos salarios, la precarización laboral, la libertad sindical y por supuesto pensar una paritaria nacional de salud. Esos han sido los ejes, los puntos en común que hemos planteado en este encuentro.

-¿Hay algún plan de acción?

-Se propuso prácticamente por todos los actores participantes la necesidad de tener la atención común, de entrar en la comunicación continua y se planteó una jornada nacional de lucha con diferentes acciones en las regionales con fecha para el 29 de marzo y, por supuesto, la intención es reproducir el estallido de la marea blanca y unificar las luchas en todo el país.