COLABORACIONES

Manifiesto Primavera

Comparte!

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Male” buttontext=”Escuchar”]

Manifiesto Primavera”: Con fecha para un evento público, se lanzó oficialmente el
encuentro de artistas y trabajadores de la Cultura y la Comunicación en Córdoba.
Avanzan las acciones del Encuentro de artistas y trabajadores de la comunicación y la
cultura de Córdoba. El colectivo compuesto por trabajadores y trabajadoras de
diversos sectores, gremios, institutos de todos los sectores pusieron en marcha
una identidad propia y anunciaron la fecha de un festival.


Manifiesto Primavera ya está en las redes sociales (@manifiestoprimavera en
Instagram y @manifiestoprimavera en Facebook) a la vez que funcionan las distintas
comisiones de trabajo en torno al 3 de octubre, cuando se llevará adelante un
festival como expresión pública y colectiva para celebrar y defender la Cultura. El
lugar del encuentro será en la esquina de Santa Rosa y General Paz en el centro de
la ciudad. Con una modalidad híbrida, las distintas expresiones ocuparán parte de
la vía pública al mismo tiempo que otras, tendrán lugar dentro del auditorio de
Radio Nacional.


La nutrida grilla de artistas incluye: Dúo Coplanacu -Soul Bitches – Mery Murua –
Juli Rivarola – María Fernanda Juarez – Chirivá Candombe – Orquesta Abierta –
Lucre Ortiz – Ramiro Gonzalez – Pachi Herrera – Rodrigo Carazo – Lucas Heredia –
Sergio Korn – Agustín Drueta – Sikuris – La brecha – Proyecto Lilith – La Indómita
Danza – Tribu Chapanay – Kumpas de la milonga – Laura Ortiz – Tres Tigres
Teatro – Vickytoria – Iman.

Manifiesto

Esta primavera de 2023 nos ha reunido a artistas, trabajadores de la cultura y la comunicación, para
encontrarnos y ponernos en marcha. Ante la tentativa de un nuevo invierno nos disponemos como
buena primavera a resistir desde la siembra.

Atentxs al disfrute, a la celebración, a la creación, desde la necesidad social básica de la existencia de
la Cultura, como hecho elemental que emerge ante el avance de las crudas heladas. Convencidxs de
que no nos da lo mismo el lugar que ocupan la comunicación y la cultura en nuestro país.

Nos reunimos ante la emergencia, frente a esa tempestad que atrae a multitudes con anuncios
ilusorios que pretenden, entre otras cosas, abandonar la cultura, la educación, la salud y los medios
de comunicación, que son las raíces fundacionales que sostienen el tejido social y la pluralidad de
voces para una verdadera democracia. Abandonar las políticas que las garantizan y dejarlas libradas
al mercado más que una opción es una catástrofe de magnitud inconmensurable.

Porque la cultura, como organismo complejo y diverso que es, se nutre no sólo de las artes plásticas,
escénicas, literarias, de la organización de eventos, programas y festivales que son entre muchas
otras, las manifestaciones que otorgan identidad, memoria y valor a las prácticas comunitarias,
generando cohesión social.

La cultura es, desde tiempos inmemoriales, motor; campo de lucha en un determinado contexto
socio-histórico, y lo es también en el tiempo que nos toca vivir.
Por eso, creemos que para preservar nuestra herencia cultural y proteger la riqueza de nuestra
identidad, es necesario un Estado presente que valore el poder y la importancia de la cultura en cada
punto de nuestro país.

Cuesta creer, a esta altura de la historia, que existan personas ajenas a conceptos tan básicos como
los de Cultura, Educación, Salud, Comunicación, y el valor fundamental que éstos tienen por su
incidencia cotidiana en nuestras vidas.

Una propuesta que ignore o menosprecie esa importancia es una amenaza a todo lo que hemos
construido como sociedad, amenaza a todo lo que somos.

Nos enfrentamos no sólo a la horrorosa reivindicación de la violencia de estado y la promoción del
individualismo. Nos enfrentamos también al desmerecimiento de los proyectos comunitarios y
sociales. En esa amenaza se intenta dar al sector cultural el rango de una actividad accesoria,
poniendo a la cultura, como un mero entretenimiento, tratando al mismo como algo irrelevante,
como si no fuese, entre muchas otras cosas, y vaya que lo es, una industria esencial para el
fortalecimiento de la economía de un País. Todo esto, siendo la industria del entretenimiento una
ínfima porción del complejo entramado sociocultural por el cual hoy nos alzamos en pie de lucha.
Porque cuando hablamos de Cultura estamos hablando también de acceso a la Salud, a la
Alimentación, Al trabajo, a la formación mediante una Diversidad Educativa, formal e informal. Del
derecho elemental a Cultivarnos, y cultivar una libertad real basada en nuestro derecho más esencial
que es el de elegir ser quienes somos. Cuesta creer que el concepto de libertad se encuentre
reducido al absurdo de coartar la libertad de amplios sectores de la sociedad que a fuerza de
organización, lucha y sacrificio consiguieron ampliar los derechos y libertades de todxs. Derechos y
Libertades reales, de gente real, que se levanta cada día y empuja la economía de un país con su
trabajo. Una libertad sin estas libertades que defendemos, además de un claro eufemismo, es un
franco retroceso.

Ante esa amenaza con ecos del pasado más oscuro de nuestra Historia Nacional y Latinoamericana
queremos celebrar y manifestar, con memoria y profunda preocupación algunas advertencias.
Convencidxs de que ser ciudadano es mucho más que ser un mero consumidor de cultura y COMO
PARTE DE UNA ESTRATEGIA QUE DEFIENDE LOS DERECHOS CONSEGUIDOS Y QUE PONE EN
AGENDA LO QUE AÚN NO HEMOS CONQUISTADO EN NUESTROS ÁMBITOS, consideramos que la
tarea debe ser: EL FORTALECIMIENTO Y LA UNIÓN DE TODOS LOS INDIVIDUOS Y COLECTIVOS QUE
FORMAN PARTE DEL SECTOR, en torno a una serie de formulaciones.
Nos mantenernos alertas y movilizadxs para evitar que los discursos políticos y políticas públicas nos
lleven a una lógica individualista y meramente economicista.
CELEBRAMOS LA CULTURA porque es reflejo de nuestra identidad y porque a través de ella nos
manifestamos y constituirnos como sujetos sociales.

DEFENDEMOS LA CULTURA porque trabajamos mucho para estar donde estamos y no podemos
retroceder. Se defiende porque aún nos queda mucho por lograr.
Nos ponemos de pie en defensa de la Democracia; emprendemos esta lucha de manera colectiva y
con alegría.

Allá vamos!

Prensa Manifiesto Primavera