INFORMES

Lo nuevo y lo morboso

Comparte!

Acorde a lo impredecible, Javier Milei encabezó las PASO con el aproximado 30% de los votos. En su discurso, frente a militantes eufóricos, recalcó que el déficit fiscal, chivo expiatorio de todos los males de la economía, se sostiene por culpa de la máxima histórica sobre que ante una necesidad, nace un derecho. Consideró que fue el único que ofreció propuestas y no eslóganes vacíos, como los candidatos de buenos y malos modales, a los que los criticó tres veces, subrayando su decisión de no acordar con nadie. Dijo que antes ser liberal era considerado un insulto y que si él cedía ante las presiones de los focus groups se convertía en un socialista. “Preferí dar la batalla”, sentenció.El rugido de La Libertad Avanza alcanzó en la mayoría de las provincias. Juntos Por El Cambio relegó en Capital Federal y solo dos provincias mesopotámicas. Y Unión Por La Patria ganó la batalla bonaerense, y cuatro provincias norteñas.


El pronóstico de los tres tercios se hizo realidad. E irónicamente, también el anhelo del justicialismo, esperando que Patricia Bullrich gane la interna de Cambiemos para dividir el voto con los liberchongos. El tenebroso cálculo funcionaría, siempre y cuando le llegue un milagro a Sergio Massa con su inflación anual superior al 110%. Aún así, recibió el apoyo de Juan Grabois y prometió defender el Trabajo, y no el Capital, como clave de la movilidad social ascendente.Una cita, no siempre bien citada, de Antonio Gramsci, asevera que una crisis moderna es una crisis de autoridad. Es decir, cuando la clase dominante ya no dirige, solo domina. Eso hace que las masas se alejen de las ideologías tradicionales. De ahí que lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer: en el medio, se verifican los fenómenos morbosos.


Para nosotrxs: Milei es un fenómeno morboso. Para Milei: él es lo nuevo que nace.“¡Se termina el robo de los políticos!”, gritaba Milei en su búnker. Quienes no eran militantes, se cuidaban de que no les cayera una piedra encima. Porque cuando ingresaron, tuvieron que firmar un seguro de vida en beneficio de Milei. Si ese búnker llegaba a prenderse fuego, el candidato anti-casta se volvía multimillonario.