INFORMES

La osadía como rehen

Comparte!

[responsivevoice_button voice=”Spanish Latin American Male” buttontext=”Escuchar”]

El PJ cordobés se va “macrizandosé”, al acumular algunos globos amarillos. Impotente, Juntos Por El Cambio aprovecha la moda que instaló la Corte Suprema para hacer un “microlawfare serrano”. Ante ese panorama, CFK rechazó su candidatura, no solo por la judicialización, sino por la falta programa económico contra el FMI y un cuerpo que padeció de todo.

Por Lea Ross

En la provincia de Córdoba, el peronismo núcleo -como lo define el colega Diego Genoud-, apegado a los intereses del sector productivo de altos rindes y sin cánticos peronistas, está logrando consolidar una alquimia con sectores que integraban Juntos Por el Cambio. Una sucesión de hechos, desde el momento en que se armaron a contrarreloj la lista de candidatos, llevan a confirmarlo:

  • la candidatura de la intendenta radical de Juárez Celman, Myrian Prunotto, para la vicegobernación del oficalista Martín Llaryora;
  • la candidatura a la viceintendencia de Javier Pretto para la capital en la lista oficialista, abandonando su puesto como presidente del PRO en Córdoba;
  • la desafiliación del tres dirigentes del PRO (Rosendo Ventura Montero, Roberto Giacossa y Juan Gabutti), al que consideraron que el sucesor de Pretto, Agost Carreño, ha llevado a un “clima de internismo”, con “falta de conducción” y “absoluta falta de propuestas”;
  • el escándalo, de alcance nacional, de las elecciones municipales en Salsipuedes, donde en la lista por concejales de Juntos Por El Cambio apareció el nombre de una persona fallecida de la Unión Cívica Radical. El presidente de la UCR del departamento Colón, Daniel Salibi, pidió disculpas públicas y ordenó la renuncia de su apoderado de aquella ciudad. El tufillo a que se trató de una operación interna quedó instalado;
  • la implosión de Juntos Por El Cambio en el departamento de Deán Funes, a tan solo 20 días de sus elecciones municipales de su ciudad capital. El presidente del Comité del Circuito de la UCR de Deán Funes, Gustavo Cruz, calificó al frente electoral como una “película de terror” y dio libertad a sus militantes a votar al que se les cante;
  • por último, el que generó mayor atención en los teléfonos por Whatsapp: las fotos del acto de Martín Llaryora en el pueblo Costa Sacate, en el departamento de Río Segundo, para amontonar a más integrantes del PRO en Córdoba. Hubo dirigentes y jefes comunales de menor envergadura. Pero al estar rodeado de globos amarillos, con la insignia del partido que creó Mauricio Macri, ofreció un cuadro rupestre.

Mientras tanto, el equipo de Luis Juez y su vice Marcos Carasso no cuentan con otra herramienta de disputa más que instalar mediáticamente que si gana Llaryora la gobernación, el kirchnerismo se apoderará de Córdoba.

La periodista de Radio Nacional Córdoba y diario Alfil, Bettina Marengo, utiliza la metáfora de la ambulancia, que es la que utiliza el peronismo cordobés para socorrer y llevarse a figuras radicales y macristas que están desencantadas con el armado de las listas. Habrá que ver si quienes los atienden son los del personal de salud o los caranchos correambulancias que van por detrás.

Microlawfare serrano

Impotentes ante la pérdida de cabezas por goteo, sectores de Juntos Por el Cambio optan por recibir el derrame que genera la “judicialización” de la política (electoral), fenómeno que siempre existió, pero que ahora tiene la particularidad que interviene el máximo tribunal del país -la Corte Suprema de Justicia-, sobretodo en lo ocurrido con la intervención de los procesos electorales de San Juan y Tucumán. Esto enalteció a un cordobés arrinconado, como es Mario Negri, quien ya presentó un pedido para que también sea intervenida las elecciones de Formosa para frenar la re-re-re-re-relección del pejotista Gildo Insfrán, con resultados efectivos poco probables.

Pero más allá de eso, es evidente que ese panorama federal decanta también en los pueblos.

Tal es así que la jueza electoral María Elena Vidal aceptó un pedido de un candidato comunal de Juntos Por El Cambio para evitar la participación del resto de sus competidores. Estamos hablando del caso de Villa Ciudad del Parque, ubicado en el Valle de Calamuchita, donde frenó la participación de su actual jefe comunal, Pablo Riveros por la Unión Vecinal, y del ex-intendente Héctor Polcán, por el Partido Demócrata.

Resulta que la magistrada realizó una inédita interpretación de la Ley 10.406, que fue la reforma política aprobada en 2016 que frenó la re-relección de intendentes, jefes comunales, legisladores, etc., incluyendo a quienes integran las comisiones comunales, como lo establece el Artículo 6. Lo novedoso es que Vidal computa el período en donde Riveros y Polcán tuvieron un cargo en la Comisión de su comuna, a pesar que lo hicieron desde listas opositoras, como si se lo compara con el máximo cargo de autoridad del pueblo. En solo una página concluye que “no se admite otro análisis que resulte contradictorio a lo expresado” y que “no resiste mayores comentarios”.

El apoderado del partido oficialista, Juan Pablo Ruiz, apeló a la Cámara Electoral, donde sostuvo en sus presentaciones que esta decisión judicial tiene un “carácter proscriptivo y violatorio del principio de igualdad ante la Ley”, argumentado que la jueza hizo una interpretación “lineal y taxativa”, ninguneando el espíritu de la ley o el análisis sistémico.

Para eso, recurre a un fallo del Tribunal Superior de Justicia en 2019, cuando rechazó las intenciones de Juez y Negri de que Llaryora no se presentara a las elecciones a intendencia por la capital, porque supuestamente no estaba acreditado su residencia mínima. Previo a que ese fallo determinara lo contrario, los tribunos sostuvieron que ante un problema referido a frenar o no una candidatura, a la hora de buscar una solución “se debe preferir aquella que mejor se adecue a la participación de los actores políticos del proceso comicial” y que “si bien la legislación electoral privilegia un criterio de interpretación amplio, el mismo siempre se encuentra supeditado a la regla esencial del principio de igualdad y equidad para todos los involucrados en los comicios”.

El argumento desde Unión Vecinal es que cuando el TSJ habla de “interpretación amplia” es contrario a una interpretación “literal” o “taxativa”, ya que el afán es elegir la solución “que mejor se adecue a la participación” electoral.

Por último, el abogado Ruiz no se le dejó pasar la acotación de la jueza Vidal al sostener que son comparables los cargos de jefe máximo de una comuna y del resto de los cargos de la comisión “como ocurre en un municipio”.

Allí, el apoderado vecinalista sostiene que “mientras que el Presidente comunal no puede ser candidato porque antes fue Secretario de la Comisión Comunal por la oposición, cumplimentando por ello dos cargos consecutivos en dicho cuerpo; el intendente municipal sí puede ser concejal, aunque haya cumplido dos periodos consecutivos como intendente”, como ocurrió en Marcos Juárez, donde el dos veces intendente Pedro Dellarosa acaba de ser electo como concejal. Cosa que no debió ocurrir, según la lectura de Vidal, al cual Ruiz consideró como “falsa y contradictoria”.

Se cree que la Cámara Electoral Provincial resolverá este asunto en pocos días. Por lo pronto, la comuna de Villa Ciudad Parque pospuso la fecha de las elecciones, y el candidato de Juntos Por El Cambio quedó como el único candidato a pié.

Situación parecida ocurrió en otro pueblo cordobés, también en Calamuchita, y que también involucraría a figuras resentidas del ex-Cambiemos. El testimonio nos lo brinda el abogado Sergio Job, en primera persona, en el presente portal.

El palacio (televisivo) y las calles

Es en todo este marco que aparece la última carta pública de Cristina Fernández de Kirchner, que resultó ser embarazoso para el PJ, ya que se publicó más o menos justo cuando en el Congreso que realizaban en el Estadio Ferro emitieron cánticos con clamor el cántico de “Cristina Presidenta”, con el aval del señorío que estaba en el palco.

En la epístola publicada en su blog, la vicepresidenta aclaró que su renuncia a candidatearse no “se trató de una decisión apresurada ni producto del momento, sino de una decisión razonada y pensada”. Sobre el amplio espectro opositor, abarcando incluso al sector judicial, señaló: “Los he visto a lo largo de la historia y experimenté su juego en carne propia y de mi familia, con una persecución atada con precisión quirúrgica al calendario electoral”. Por ende: “No voy a entrar en el juego perverso que nos imponen con fachada democrática para que (…) dicten un fallo inhabilitándome o directamente sacándome cualquier candidatura que pueda ostentar, para dejar al Peronismo en absoluta fragilidad y debilidad frente a la contienda electoral”. Es decir, de evitar la espiral hiperjudicializada que viven estas elecciones.

Pero mientras CFK enfocó la atención a lxs televidentes y seguidores en las redes sociales por la entrevista en estudio que concedió al programa Duro De Domar en el canal C5N, a la mañana de ese mismo día se llevaron a cabo protestas callejeras en una unidad de lucha inédita entre la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y la Unidad Piquetera (UP). A pesar de sus diferencias polítcias y filosóficas, lograron congregar en Capital Federal unas 200 mil personas, según las propias organizaciones. En el presente portal, pueden conocer brevemente lo ocurrido en las calles porteñas, de la mano del portal El Grito del Sur, y lo ocurrido en paralelo en las cordobesas:

En ambos, manifestaron su repudio al ajuste pedido del FMI y exigieron una respuesta urgente a la emergencia alimentaria que se sufre en los barrios populares, reclamando un aumento del Salario Social Complementario, un llamado al Consejo del Salario, el adelanto de un bono a mitad de año y “que el gobierno se ponga al día con los alimentos que reciben los comedores y merenderos, que son centros comunitarios a la vez”. En el caso de Córdoba, se ha señalado también al Gobierno Provincial, cuyo actual gobernador ha hecho malabares en criticar la economía nacional sin mencionar la sigla F.M.I. en ninguno de sus discursos. Dicho sea de paso: Córdoba tiene la particularidad de tener a una media docena de personas imputadas por marchar contra el Fondo.

En cuanto la entrevista de la vice en Duro De Domar, lo más acertado fue evitar la participación de lxs panelistas del programa, cuyas preguntas de seguro iban a ser tan azucaradas que podrían haberle generado diabetes a la invitada al estudio. “Hoy se hace más política en la justicia que en la televisión”, sostuvo la entrevistada a Pablo Duggan, quien se enfocó más en la economía que en la justicia. Rememoró lo ocurrido en el gobierno de Cambiemos: “Cuando te endeudas con el FMI, subís las tasas para la bicicleta financiera y habilitás la fuga de esos dólares, eso termina generando inflación”. Pero también dijo que le preocupa, aún cuando pareciera ser solo tema de agenda ortodoxa, la deuda que genera el Banco Central, porque genera “déficit cuasi-fiscal”. Sobre el bimonetarismo: “Solo en Argentina, los precios de los inmuebles son en dólares. Si además la industria lo necesita para importar, la gente lo quiere para ahorrar y el país para pagar la deuda, no van alcanzar los dólares”. Por ese motivo, dijo que “necesitamos un nuevo acuerdo con todos los partidos dispuestos a gobernar para ponernos de acuerdo qué hacer con los dólares que faltan”. No explicó cómo lo haría. También dijo: “Me atacan, además, por ser mujer. Cuando se lo planteaba a Néstor, él no lo creía, me decía que cortara con eso de la mujer… Y después, él lo entendió”. Y cerró: “Seguiré militando. Y esperemos que los hijos de aquella juventud diezmada tome la posta”. ¿Guiño para Wado de Pedro?

Lo que el cuerpo da

“Los procesos de deshumanización impactan. Incluso, para quienes dicen que te aman. Porque cuando te dicen que te aman, lo hacen como si yo fuera una salvadora invencible”, dijo CFK en televisión.

Muchxs quienes dicen “amar” a Cristina, ilusionadxs con que ella regrese, resulta notorio que no toman cuenta otra cuestión del porqué su rechazo a candidatearse, que es lo corporal. Ella, después de ser dos veces presidenta, recibió varias causas judiciales en su contra, perdió el apoyo de algunos quienes eran del Frente Para La Victoria, le fue mal de manera solitaria con Unidad Ciudadana (perdió con Esteban Bullrich), algunos de los suyos fueron detenidos (y humillados), su hijo corría el riesgo de recibir un carpetazo, su hija tuvo que ser operada en un país lejano, denigraron a su compañero Néstor, acaba de recibir una condena por corrupción… y finalmente, casi le pegan un tiro en la cara.

La política avanza, cuando el cuerpo lo permite. O los cuerpos, porque la política nunca es un acto individual. Por eso ella dice que no hay que “privilegiar el proyecto colectivo sobre la ubicación personal”. Una tercera presidencia sin garantía de tener un programa político claro para quebrar el co-gobierno con el FMI implica quizás un ejercicio al límite de lo orgánico. Como un Juan Domingo Perón con un delicado cuadro clínico, dispuesto a tolerar la reacción conservadora de su partido.

Por lo pronto, ella proclama que el peronismo empuje “la construcción de un programa de gobierno que vuelva a enamorar a los argentinos y las argentinas”. Habrá que ver si la escuchan. Por lo pronto, eso que se hace llamar peronismo se conforma con que la osadía siga siendo rehén de los reaccionarios.