“No queríamos Estado ni aunque sea Plurinacional, o sea que este ahí el Estado, que no nos moleste mientras nos reorganizamos, porque la Comunidad tiene esa autonomía y autodeterminación”

January 17, 2020

 

Por Samanta Jimena Delgado* 

 

Tercera parte de la entrevista a Adriana Guzmán, integrante del feminismo comunitario antipatriarcal de Bolivia, realizada el 01 de diciembre en un local de comidas a una cuadra de la embajada de Argentina, ciudad de La Paz.

 

Dijiste que el Estado es un límite para la revolución ¿que formas de organización pensas para una revolución, en un proceso de cambio, para Bolivia? Si el Estado no fue la vía para la autonomías indígenas por ejemplo.

 

Cuando nosotras hemos empezado nos han dicho que éramos anarquistas, yo personalmente no conozco el anarquismo ¿no? O sea sé que Emma Goldman  es una feminista anarquista que dice “si no puedo bailar en tu Revolución, no me sirve”, es lo que conozco. No conozco más del anarquismo pero ¿porque decimos que el Estado es un límite? Primero lo decíamos desde la memoria de la Comunidad  porque es lógico que si todo un país, 11 millones, le entregan el poder a alguien, no está bien ¿no? va a ser difícil para ese alguien administrar para esos 11 millones. Pero en cambio en la Comunidad el poder rota, el poder es un cargo, o sea en realidad haces cargo y ese cargo, esa responsabilidad de autoridad, es como una pena porque todo el tiempo tienes que dedicarle a eso, cuando te nombran en tu cargo no te felicitan ni nada, te vamos a felicitar al final, si lo haces bien te vamos a felicitar, sino no. Y como rota entonces nadie jode, nadie hace campaña, nadie hace grupo de choque, pues porque vas a ser vos y luego voy a ser yo y bueno igual nos va a tocar ¿no?. Entonces por eso planteábamos la comunidad siempre, cuando ha empezado este proceso hemos dicho: “Estado Plurinacional solo para transitar a la Comunidad”, osea no queríamos Estado ni aunque sea Plurinacional, o sea que este ahí el Estado, que no nos moleste mientras nos reorganizamos, porque la Comunidad tiene esa autonomía y autodeterminación. En la Comunidad puedes decidir todo ¿no? Y en Comunidad nos organizamos, no todo tiene que estar en las manos de una estructura, esa estructura es patriarcal, eso decíamos.

 

Y ahora hemos visto que es verdad, porque 13 años después el Estado no ha podido acabar con el capitalismo, ¿que nos pueden decir? ¿que faltaba 100, 200 años? ¡No! Se estaba reciclando en este mismo Estado Plurinacional, ya se estaba reciclando el colonialismo, cada vez había más autoridades. Pues dime ¿qué indios son el Evo y el David Choquehuanca? De ahí lo han sacado, el único indio en un gobierno indio era el Evo y después eran todos blancos. Entonces pues el Estado recicla ¿qué otras formas entonces? yo creo que ya sabemos lo que nos sirve el Estado, no sirve, osea no podemos seguir apostando a procesos democráticos, en elecciones y no se que. Hay que inventar realmente otra forma, da miedo ¿no? porque lo único que conocemos es el Estado, pero yo creo que si recuperamos la organización territorial, la Comunidad, y cada vez le damos menos poder, menos importancia al Estado lo vamos a debilitar por lo menos ¿no?.

 

Me queda dando vuelta una pregunta..para salir de este golpe de estado, en este contexto de tránsito ¿cómo se sale sino es a través de la vía democrática?...

 

Primero es como un tránsito, como tu dices ¿no?. Entonces la vía democrática es la que queda, no queda mucho, pero la democracia también nunca nos ha servido como Pueblos. Siempre tenes que escoger entre el malo y el menos peor, nunca hay como “este es buenisimo, este también” ¿no? es así ya, “ni modo porque este va a ser peor”. ¿Que nos va a pasar a nosotras en estas elecciones? Nosotras, como organización, no creemos que se llegue a elecciones, tú has visto hay persecución, a los dirigentes los van a encarcelar apenas sean candidatos, les van a encontrar algo o sino los van a matar. Muy difícil las elecciones así, pero así van a llegar a unas elecciones donde ellos van a ganar ¿no? Porque además vamos a tener que votar por un compañero del MAS que ni conocemos, o que tal vez sea alguien que ha negociado con el mismo golpismo, al único que le van a dejar candidatear es a alguien que sea lo que ellos más o menos quieren y por el otro lado, vas a tener a los mismos golpistas que están yendo de candidatos. Entonces si, no va a quedar otra que votar, pero igual no va a hacer una solución, va a ser una transición para encontrar otro gobierno.

 

Yo personalmente creo que va hacer un gobierno de la derecha, es muy difícil que una vez que han tomado el poder nos van a dejar ganar en las elecciones ¡No!. Ellos si van a hacer un re fraude y ¿que vamos hacer nosotras? Para mi este este problema se define en las calles y la única forma en las calles es resistir, resistir hasta sacar a la dictadura, ya sea la Jeanine Añez o si es que se van a elecciones, al gobierno que sea elegido. O sea: no podemos dejar que la derecha se quede en el Estado. Van a destruir todo lo que hemos construido y la única forma de sacarlos no es la democracia, es la calle, es la resistencia, el bloqueo, es la pelea y sacando este gobierno de la derecha entonces tendremos que pensar seguro en constituir otro gobierno, ojala que sea desde otra lógica. En la Constitución ya hemos planteado democracia comunitaria, la idea era hacer un gran cabildo y ahí escoger a alguien con un mandato, con cosas específicas ¿no? porque vos vas, votas por alguien y no sabes si ese alguien va a hacer algo ¿no? ojala logremos hacer algo así, pero lo primero y lo más urgente es sacar a este gobierno.

 

Entre mordiscos de una pizza ya fría y mi preocupación por reportarme cada rato con mis compañeros, Adriana me cuenta que vive entre el Alto y la Paz usando el mini bus como medio de transporte, claro era domingo y de noche y debía retirarse enseguida ya que se quedaba sin transporte. Me cuenta que el alcalde de la Paz es un racista y ganó la campaña al igual que Macri, con globos y todo ese marketing. Una de sus políticas de transporte es dejar para la zona donde vive Adriana los peores servicios, mientras los mejores son para la zona Sur, un lugar que parece Miami y hablan en inglés. Por eso...

 

Hay un dirigente que a mi me parece fundamental siempre, el Felipe Quispe, el Mallku. El Mallku decía en 2003: “hay dos bolivias, ese es el problema. En la historia de este país el problema es que hay dos bolivias”, esto es el intermedio digamos (se refiere a la zona de la embajada de Argentina, La Paz), pero vos ves El Alto, toda la lucha, diaria digamos, osea vender en ese mercado donde estaba su hotel por ejemplo es, pelear contra el clima, contra el sol, el viento, la tierra, los autos ¿no ve? Tienes una Bolivia así que peleamos, que nos esforzamos, todo, y por otro lado tienes estos ricos que viven como en Miami, que tienen unos autos así, unas casas impresionantes, servicios, empleadas, nanas. Yo no puedo entender como tienen tanta plata y para que. Pero hay esas dos Bolivias, osea que esto iba a pasar, ahora o después, iba a pasar, porque no podemos convivir en el mismo país. Osea es inmoral que alguien tenga tanto dinero, es inmoral, no puede haber gente que tenga tanto dinero, tanto privilegios, y en tu cara además. Las señoras jailonas que peleaban en defensa de la democracia decían: “ay pero yo no soy racista, si mi señora, la señora que trabaja conmigo, mi trabajadora, o la nana de mis hijos, ella viene desde El Alto, yo siempre la he tratado bien, le dejo que coma en mi mesa” ¡Carajo, y dicen que no son racistas! Osea eso no se puede, no se puede vivir en un píis así o hay que partir el país o ellos se tienen que ir.

 

Yo me acuerdo en estas protestas, el 12 de noviembre, una hermana de El Alto nos ha entregado una carta diciéndole a la Jeanine Añez que renuncie, que no haga sucesión constitucional porque iba a derramar sangre y una nana de El Alto, la hermana Beatriz decía: “este no es un país para ricos, somos un país de pueblos indígenas que no queremos acumular dinero, que queremos vivir con dignidad. Así que estos que quieren acumular y solo obtener plata y explotar, los invitamos a irse", decía (risas): “les invitamos a irse del país”. Me parece maravilloso, ojala se fueran. Pero no se van a ir porque aquí están todas sus riquezas, pero no se puede vivir así. En la Argentina pasa igual, me imagino ¿no?

 

Sí, pero aquí ahora se consumó un golpe de Estado 

 

Si, si. Además aquí es terrible porque, no sé, no he visto en la Argentina, no conozco mucho, pero aquí en tu cara están pues así, casas semejantes, gente con dinero y es doble, triple para las mujeres, porque las más explotadas, sirvientas, nanas, niñeras, todo son las mujeres. Estos ricos violan a mujeres empobrecidas, a chicas de las villas y quieren quedar impunes y violan colectivamente, son femicidas, nadie los puede juzgar a ellos porque tienen dinero, tienen abogados, quedan impunes, son dueños de la banca, asaltantes porque en la banca son unos ladrones ¿no ve? Entonces es parte del mundo colonial.

 

Le cuento a Adriana que el feroz neoliberalismo que sufrimos los últimos años en Argentina ocasionó que gran parte del tiempo nos dediquemos a trabajar, ya sea para  pagar el alquiler, los servicios, para llegar a fin de mes y eso trajo aparejado que dejemos de lado la comunidad, por lo cual el sentido de comunidad se reforzó como un hecho de resistencia, de lucha, de dignidad, contra el neoliberalismo, su individualismo y la desmemoria. De hermana a hermana le relato el dolor que nos atraviesa en el cuerpo a quienes somos racializadas en la Argentina, ese dolor ancestral. Le comente sobre mis vivencias en un Colegio Católico, racista, machista y clasista en San Salvador de Jujuy, donde mi urbanidad y mi clase eran un privilegio, no así mi cuerpo, donde discriminan a quienes no éramos blanc*s y cómo fui reconociendo el racismo estando ya en Córdoba. Fue a partir de eso que fui asumiendo mi proceso de identificación como kolla, gracias también a hermanas y hermanos que estaban organizad*s y me sostuvieron, por que no fue fácil desprenderse de tantos años de historias oficiales y comodidades, antes decía  "soy argentina y luego soy descendientes de indígenas" luego eso cambió y decía "no, yo soy india" fue muy doloroso...

 

La vergüenza ¿no? porque en la Argentina como en todos los países, como Bolivia, se han construido sobre el exterminio de nuestras abuelas y nuestros abuelos.

 

En la Universidad también hay mucha gente que no logra comprender, que se agarra del discurso, del anti racismo, pero las prácticas siguen siendo iguales, hay mucho paternalismo y también maternalismo de parte de un feminismo blanco hegemónico. En Jujuy hay Universidad Pública, pero por ejemplo abogacía no hay. Entonces al salir de la secundaria algun*s, l*s que podemos, migramos a otras provincias y en ese paso puede ocurrir que te blanquees, te amestizes o te indianizes.

 

Además de eso, la Academia te convierte en un objeto, como te objetiviza, no se como decir, pero empiezas a mirar, estudiar, así todo cómo “voy a estudiar los pueblos indígenas”, como si vos no fueras indígena, “voy a estudiar a los sectores empobrecidos, adolescentes que se embarazan”, así como si vos fueran un mueble, como si a vos no te pasara nada ¡Me indigna como hace la Universidad eso, como una se deja que pase eso! Y entonces la academia te deja impune pues, y como académica puedes opinar sobre la sexualidad de las pobres, sobre la inteligencia de las indígenas, sobre la organización de las migrantes, sobre todo y además puedes decir “hay indios y hay otros que son mestizos que quieren reconocerse indios”. Eso es lo que pasa aquí con las académicas ¿no? Dicen que muchas de nosotras, al igual que vos, no siempre nos hemos reconocido aymaras. Yo cuando era chica decía: “mi mamá es aymara, yo soy descendiente” ¿descendiente de qué? O sea, una también es aymara, pues. Entonces claro, las académicas dicen: “ahora hay algunas indígenas pero que no son indígenas originales” ¿y ellas quiénes son? ¿nos van a poner marca registrada o que cosa? ¿desde donde? ¿desde su blanquitud, desde su colonialismo?.

 

Han habido muchos frentes en este golpe de Estado, están los empresarios, está toda la cultura racista y una clase media arribista, aspirante a burguesa y una Academia profundamente colonial, una academia que se ha enamorado de este proceso, que ha dicho “ay los pueblos indígenas van a transformar el mundo, ellos tienen la solución” y cuando hemos comenzado a plantear cosas ya no les ha gustado y entonces “ya estos indios son igual que la derecha, son funcionales a la derecha, quieren plata, estos indios ahora son los nuevos ricos”. Yo no estoy de acuerdo con la acumulación, pero así son las cosas en un mundo capitalista ¿Porque los indios no van a ser ricos? Si les dan la ganas, que sean ¿no?. Yo, no quiero, yo, pero en un mundo capitalista cada cual toma su decisión. Ahora si estuviéramos hablando del mundo comunitario, hay que cuestionar a esos hermanos ¿no ve?. Entonces en este golpe ha jugado un rol la Academia, la Academia nos ha acusado de primero de no ser indias, segundo nos ha acusado de hacer del racismo una campaña política, de victimizarnos “todo ya es racista” dicen. Como no pasa por su cuerpo, no saben que es el racismo, a ellas nunca les han mirado feo al sentarse en una mesa, a ellas nunca les han invisibilizado y hablan con todo el mundo menos con ellas, no saben, no pasa por el cuerpo. Entonces desde ahí, desde ese privilegio y desde esa actitud colonial nos ha dicho que el racismo es una campaña política. O sea: “el MAS se victimiza” han dicho, el gobierno utiliza el racismo ¡como si no hubiera colonización, como si no hubieran destrozado nuestro territorio los españoles y nos hubieran negado, como si no hubieran hecho que neguemos a nuestras abuelas! ¿no?. La academia ha tenido su rol también en el desclasamiento y por eso hay que tener muchos cuidado.

 

Qué importante y qué complejo es detectar señales de cuando en las instituciones del pueblo se va gestando eso ¿no? ya que pueden volverse en contra del mismo pueblo llegando hasta el punto de dar un golpe...

 

Sí. Si. Hay que mirar a la academia ¿no? porque como están más allá del bien y del mal, dicen "ay, Maduro es un dictador, ay pasa esto con"  todo juzgan y ¿y desde donde juzgan? desde sus escritorios, desde sus libros, y hay gente que les cree. Osea en vez de salir a mirar en la esquina de tu casa ¿qué está pasando, si hay bloqueos, si hay masacres si hay balas? Estan escuchando qué dice la académica. ¿como puede ser tan colonial nuestra cabeza?

 

En este sentido, es muy importante tu voz Adriana porque en Argentina los debates que llegaron fueron de intelectuales, académic*s feministas y otr*s que salieron a dar sus puntos de vista críticos ¿no? pero quizás no oportunos o quizás no bien dichos o bien enunciados, que se tornaron entre Evo si, Evo No, y creo que tu voz, que estás aquí, es muy importante.

 

Si.Si. Yo no he querido meterme en ese debate porque ya no quiero ser académica ¿no? por esto, porque te enajena ¿no? te pone por encima de todo y ya no miras, ya no sientes tu cuerpo ¿no?. ¿Por que nosotras hemos comenzado a decir que era golpe? mientras otras feministas, compañeras con cuales hablábamos nos decían "no es golpe, no es golpe" ¿Porque hemos a empezado a decir? Porque lo sentíamos en nuestros cuerpos, porque sentíamos la humillación, porque decíamos "vienen por nosotras, nos van a perseguir". Ellas no sienten eso, entonces por eso se han tardado de ver que era golpe hasta que se suben los militares. Nosotras al principio hemos dicho "no, esto no va a parar, esto es para acabar con los Pueblos Originarios". Entonces tenemos cuerpos distintos, por eso tenemos posiciones distintas, yo no quiero ser académica, no he querido opinar mucho pero me ha dado rabia las cosas que ha dicho, pues, la Rita. Primero que solo se centran en el Evo, pero no respetan el pueblo, la academia es atrevida.

 

En 13 años ¿que pensaran, que todas hemos ido a ponerle velas al Evo? Osea ¿que estábamos haciendo 13 años, siguiendo, así entonces era una secta el país? Osea el país tenía su vida más allá del Evo, más allá del Estado, hay comunidades que no han querido hacer ningún trato con el Estado, han hecho sus propias carreteras, han hecho su propia autonomía, los hermanos Urus, por ejemplo, han hecho su propia autonomía, sin presupuesto, jodida no sé qué, pero ha sido su decisión, han dicho "nada el Estado, porque no queremos deberle nada a nadie", es su decisión. Entonces es una pena, no es pena, en realidad es un hecho colonial como las feministas no miran eso ¿no? No se si era el momento o no, porque que digan lo que quieran, osea, no es por el momento, no es que ahora era mejor no hablar o eso ¡No! ¡Había que hablar! El problema es que no miran todo lo que está pasando, un proceso, gente que está peleando en la calle porque han matado a sus hijos, los chicos de Senkata, vos has debido escuchar, no todos estaban en una organización frente al golpe, eran chicos que estaban pasando, yendo a su trabajo o volviendo a su trabajo, había chicos que estaban repartiendo helados, no vivían ni en la zona, otro que estaba de visitas igual pasando por ahí e igual empezaron ayudar a los heridos ¿no? Entonces no pueden decir "estos seguidores del Evo" ¡No! La gente está en la calle pidiendo justicia, osea diciendo "¡sobre los muertos, no!" y dicen que "todo es por el Evo"...

 

* Samanta Jimena Delgado es integrante de la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblos Boliviano

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload