Reseña: Seremos Primavera (2019), de Eruca Sativa

November 26, 2019

Futuro simple en equinoccio de estallidos: 

 

Por Nancy Gregof

           

        Lxs seguidores de Eruca venían ansiando un nuevo trabajo del power trío, es sabido. El camino de la banda parece seguir las huellas del disco seguido por el vivo, con artistas invitadxs, como podemos apreciar en los tandem Blanco (2012) - Huellas Digitales (2014) y Barro y Fauna (2016)- EP en vivo (2018). El trabajo continuo de la banda arriba y abajo del escenario es notable. Barro y Fauna es, dentro de toda su producción discográfica, uno de los puntos más altos en calidad lírica y musical, en potencia del desarme, con bajos y batas potentes, con la voz de Bertoldi amplificando los riffs y piruetas fantásticas desde su viola. Un disco fogueado por muchos pogos, y qué mejor que el cuerpo para medir lo que mueve, lo que convoca.

 

En medio del contexto de levantamientos populares antifasistas en América Latina, el pasado 8 de noviembre la banda presentó Seremos Primavera (2019), en el marco de otras giras regionales. Todo hecho artístico es producto de su coyuntura política, histórica y cultural así como de sus condiciones materiales de producción y posibilidad, sí, eso también lo sabemos. Partimos de ahí. Entonces ¿qué es este disco en estos contextos de estallido social? El resultado de búsquedas, puede ser. En varias entrevistas sus integrantes insisten en la necesidad de ir por otros sonidos, otras formas, otros encuentros con otros emergentes. Otras formas que lxs saquen de la catalogación de power trío rockero, otras formas de sí mismos dentro de este gran todo. Si, por ejemplo, con temas como Confundiste, Abrepuertas o Japón (de Barro y Fauna) la distorsión da una patada para el ingreso a dimensiones que persisten en el hábito de la muerte, del cinismo, Seremos Primavera se propone más electrónica, más vívida, con más teclas, recitados, silencios y susurros. En ese acto del decir presente y accionar futuro plural ("seremos") no hay promesa del porvenir, sino otros abordajes de la realidad de lo posible, como escuchamos en Omara: "sí, soy la que recuerda y nace/ hoy sí /que temprano es todavía para vos /hay quien me dispara / con sus propias venas/ hay quienes se niegan/ cuando odian sus penas/ vamos a ahogar las horas viejas/ con esos cuerpos que callaron siempre".

 

Seremos Primavera tuvo como primer track promocional Creo, una canción con base de chacarera y batería electrónica, más voces de Brenda Martín alternadas con las de Bertoldi, y la línea hitera que funciona como puerta de entrada a todo el disco "porque unidos nos sabemos fuertes/ venimos a luchar/ porque no seamos invisibles nunca más/ porque nadie viva en el silencio/ ni en la oscuridad/ porque no seamos invisibles/ nunca más". Y el juego de unidos-unidas-unidos-unidas, porque despertamos, porque somos acá, porque “nunca´más”, comprendido. Es así imposible no atravesar esta letra con todas las luchas de los movimientos feministas y LGTB, así como la de colectivos sociales oprimidos históricamente por el poder de turno. Pero Eruca milita también, si se quiere, una ética de la discreción. Las integrantes femeninas de la banda manifiestan constantemente, vía redes sociales y medios masivos de comunicación, el apoyo a causas del feminismo y las disidencias, así como a causas de educación inclusiva y especismo, entre muchas otras. Al ser todo interpretación, los interlocutores de estos nuevos temas y las interpelaciones que ellos proponen van de la mano con temas de la agenda actual de luchas en el campo cultural de construcciones identitarias, por ejemplo: "lloran las madres y frente a mi/caen los velos cambiandome/ lloran las aves / lloviendo amor/ sobre los cuerpos del cruel festín/ justo aquí" (Tanto, 2019). Por quienes vendrán es otro gran ejemplo, con una viola y base rítmica ajustaditas que enuncian "en este mar/de mil voces quiero irme bien/ escribir esta historia sin mentiras" porque "no hay delirio más real/que sentirse en libertad".

 

Entonces, sí, la propuesta de Seremos Primavera es otra. Con temas funk como Sorojchi, otros más melódicos como Caparazón o Seis y rockeros electrónicos como Por quienes vendrán Eruca Sativa ofrece otros sonidos-recorridos, más íntimos y no por eso menos efectivos al momento de salir a preguntar, porque a comprar ya salimos (Divididos, La era de la boludez, Salir a Comprar, 1993) y así nos fue, así que ahora "voy a despertar una mañana/ con ese puñal/ voy a atravesar el miedo / de nombrar lo que en mí es real"  (Seremos Primavera, Hay tantas cosas, 2019).

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload