Entrevista a Carlos Salinas (Blidach), autor del libro Tinta Militante - poemas de bronca y posicionamiento- junto a su prologuista Mario Díaz

August 15, 2018

Por Mariano Pacheco


 

Tenemos el gusto de acompañar la salida de este libro Tinta Militante -poemas de bronca y posicionamiento- bajo el sello editorial La Luna con Gatillo, siendo esto la inauguración de un nuevo frente de batalla que sumamos a la trinchera radiofónica, a nuestro portal (www.lalunacongatillo.com) y a las producciones audiovisuales de nuestro canal de YouTube.

 

¿Qué número de libro es este, Carlos?


Carlos: Este ya es el quinto libro, que salió hace dos semanas y la presentación oficial va a ser el miércoles 15 de agosto a las 19:30hs en el Auditorio Luis Gagliano, a la cual están todos invitados. Habrá un desfile variopinto de invitados (porque uno es una especie de “gremlin” que le echan agua y se multiplica), como Claudio Sarmiento. Mario Díaz, Mariano Luque, Mariano Pacheco, Soledad Aranzadi, Garba y parte de Los Doctos, porque la idea es juntar a toda la gente y todos los amigos que laburan conmigo, para poder llevar adelante el poemario y textos que están en el libro.


Queríamos preguntarte un poco por esto que aparece ya en el nombre mismo del libro y que es la cuestión de la militancia, de la bronca y la cuestión de posicionarse, algo que, en la poesía hegemónica de los últimos años, parece estar como pasado de moda o en desuso, o hay un cierto prejuicio, o algo de eso, o no. ¿Cómo lo ves vos?

 

Carlos: Yo considero que está bueno posicionarse siempre, sea en el ámbito poético o en cualquier ámbito, en el sentido de que, al posicionarse uno le dice a la gente de donde viene, que haces, y además la idea (de mis ideas) también tiene que ver, con transformar la cabeza de la gente. Yo lo traigo porque doy clases y pienso que, si la educación es un acto de transformación política y todo arte es político, la poesía también va a ser un acto político, por ende, un acto de posicionamiento.

 

 

Ustedes vienen haciendo algunas presentaciones en conjunto. ¿Cómo se dio el surgimiento de esta propuesta, de esta combinación?

 

Mario: Se dio espontáneamente, en algún momento coincidimos y a mí me gustaron sus poemas, su forma de decir, de abordar, de ser el juglar que se sube al escenario y dice poesía (cosa que antes se veía mucho más) y a él le gustaron mis canciones, fue un maridaje que se dio naturalmente. Además de compartir la vida, una amistad que empezó hace un año y pico atrás (pero parece más camino recorrido), y también otras cosas que compartimos con Santiago Pfleiderer, con quien hicimos un antojo que se nos dio que fue Surmenaje a Trois, donde salíamos de los lugares comunes de cada uno y nos perfilábamos hacia otros rumbos. A partir de ahí la cosa empezó a tomar vuelo con mayor intensidad y queremos seguir compartiendo y planeando cosas para el futuro.

 

Tuve el gusto también de participar de la elaboración de este libro a través de uno de los prólogos, entre los que destaco algo que me gustaría retomar para la conversación y es esto de una suerte de guerrilla poética ejercida a diario como oficio, no sólo en la escritura sino también en esto de cargar la mochila y salir a presentar el libro, no sólo en presentaciones donde se vende el libro sino en momentos como estos que estamos viviendo en La luna con gatillo, en donde se puede compartir la poesía y generalmente de la mano de la canción. ¿Cómo vivís esto, cómo lo encaras y qué implica para vos esta especie de guerrilla poética con la mochila al hombro?   

 

Carlos: Yo creo que estamos en un tiempo bastante arduo, bastante duro y complicado y que es todo un mensaje contracultural salir con un libro a dar batalla. Entonces, está bueno poder verlo mucho más allá de los costos, de lo que simboliza el libro como material tangible y verlo como algo que tiene que ver con una apuesta de salir a decir, a plantear algunas cuestiones y salir a expresar que uno está de un lugar o de una vereda, en muchos casos. Después el tema de andar con los libros no es desde ahora, uno viene hace años cargando la mochila y yendo a lugares donde incluso a veces el objetivo ni siquiera es vender libros sino compartir palabras, ideas y momentos, con gente inolvidable que permanecen como recuerdo. Esa es la militancia del libro más allá de las ideas, pensar esa cuestión que, al ser una obra en la que en esta ocasión ustedes me están acompañando como editorial, que también tiene mucho de independiente, ahí está la militancia del poeta no como un ser que contempla el universo y espera la bajada de la musa o del hado sino, como un tipo común y corriente, como cualquiera de nosotros, que sale a laburar (en el barrio está el tipo que te vende pescado, el otro que vende pan casero y también el que te vende los libros de poemas).


Un libro de poemas en el cual aparecen muchos nombres propios, muy emblemáticos, de la historia (de la historia reciente y de la actualidad) de Córdoba y de la Argentina, como es el caso de Agustín Tosco, Evo Morales, Mario Roberto Santucho, Milagro Sala, Kosteki y Santillán, Atilio López, Santiago Maldonado, Luciano Arruga, Jorge Julio López, Ricardo Masetti, John William Cooke, Facundo Rivera Alegre y Güere Pellico entre muchos otros, incluso personajes vivos como nuestro amigo en común Jorge Villegas. ¿Qué pasa con esto de retratar a estos personajes?

 

Carlos: Fue la idea de darles vida a través de las lecturas que uno tiene y la empatía con estos personajes o con estas personas, y de ahí fueron naciendo. Yo escribo durante todo el año y a fin de año hago el cedazo de ver lo que se ha escrito y había muchos poemas que tenían que ver con esta actualidad que estamos atravesando y mucha gente presente, mucho color local, actuando y activando en los poemas. Por ejemplo, a Masetti llegué por las lecturas que tenía de lo que uno ha leído en el tiempo, pero, puntualmente ahora con el libro que sacó Vaca Narvaja (nos conocimos en la presentación de su libro en la casa del Che en Alta Gracia donde fuimos a tocar con Sarmiento) y el poema es lo que leí de ahí, lo que fui masticando de lo que él escribió. Después lo de Kosteki fue preguntarte a vos, charlar con el papá de Darío un día que nos juntamos con Jorge Villegas cuando había venido. Por eso también tiene mucho color local el libro, si se quiere, y una forma de decir que está es la gente que está todo el día activando para que cambien las cosas, porque eso también es importante de ver. Hoy estaba con Claudia Casas, allá en Villa Libertador, que está hace años con el tema de las cloacas porque se les está hundiendo todo (a un pibe se le abrió el piso de la cocina) y es gente que está activando juntarse, reunirse, ir al CPC a pedir por las cloacas, es gente muy necesaria, que hay que tenerla en cuenta y no esa gente que ni siquiera mira el diario, ni siquiera se involucra en lo que pasa en lo más mínimo. El libro es, de alguna manera, una reivindicación de eso, de esa gente que está militando presente frente a un montón de cuestiones y que no le esquiva al bulto, porque vivimos en tiempos de esquivarle al bulto. Ahora están planteando que los milicos estén en la calle y ayer lo escuchaba a Olmedo que decía que estamos en una guerra contra el narcotráfico y estás a favor o en contra, y si estás en contra del narcotráfico tenés que  avalar que esa gente esté en la calle, entonces, frente a esa desmedida verborrágica de muchos sujetos despreciables, que están hoy en el poder y en el micrófono, decido sacar Tinta Militante porque es una forma de reivindicar a la gente que está del otro lado, a la gente que no le esquiva al bulto.

 

 


Me hacés acordar a nuestro padrino Raúl González Tuñón, a quien le has dedicado un poema, que surgió a partir de la invitación el año pasado al programa, y él decía que la construcción poética es, obviamente, una construcción estética que tiene mucho más valor cuando también hay un oído puesto en eso que circula en las calles, donde también hay una poesía que circula.


Carlos: Tal cual.

 

Para ir cerrando, ¿de dónde viene el seudónimo Blidach?


Carlos: Es el nombre de mi vieja, cuando ella murió lo tomé como seudónimo.

 

Podes escuchar el audio de la entrevista haciendo click, acá.

 

Tinta Militante -poemas de bronca y posicionamiento- se presenta el miércoles 15 de agosto a las 19:30hs en el auditorio Luis Gagliano en la calle Jujuy 27.


 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload