Genealogías Insurgentes: Entrevista a el Vasco Orzaocoa

June 13, 2018

El Vasco Orzaocoa es abogado defensor de los derechos humanos, de causas populares, militante setentista guevarista, de la actualidad y de múltiples espacios.

 

¿Siempre en la izquierda?

Sí, es un problema de unilateralidad que tengo, que me lo han criticado muchos. Un profesor de la facultad me decía: "¡Bueno, pero usted siempre defiende a los trabajadores! El abogado es una persona neutral que al acopio técnico que ha hecho tiene que brindarlo a cualquier persona, sea trabajador o sea patronal. Usted tiene una práctica profesional unilateral, solamente defiende a los trabajadores, eso está muy mal."

 

Una especie de clase dada vuelta, digamos. Como si no hubiera de los otros: de los que sólo defienden a los empresarios.

Exactamente. Sí, la mayoría de los abogados defienden sólo a los empresarios porque la facultad de Derecho está diseñada, en sus programas, en su metodología, etc., para defender la propiedad privada y la propiedad privada está en mano de los empresarios. Los trabajadores tienen el trabajo... ¿qué valor tiene el trabajo?

 

Estamos a 76 años del fallecimiento de Deodoro Roca y también estamos en el año, y en la semana, donde se conmemora el centenario de la Reforma Universitaria. Para comenzar esta charla queríamos preguntarte quién es para vos Deodoro Roca y qué podrías decirnos sobre esa figura en particular.

Primero decir que estoy muy contento de estar en esta mesa tan sensible a lo que pasa. Deodoro supo decir: "Tenemos el privilegio histórico de vivir tiempos muy interesantes" y a mí me parece que todos los acontecimientos de esta mesa son, realmente, muy interesantes. Yo he traído un regalo a esta mesa y es La Gaceta Universitaria del 21 de junio de 1918, órgano de la Federación Universitaria de Córdoba. En esa fecha conocimos el Manifiesto Liminar de la Federación Universitaria de Córdoba y me parece que esto expresa, como ningún documento, lo que es la Reforma Universitaria y lo que es el escritor de este manifiesto que es Deodoro Roca. Creo que en estas conmemoraciones hay dos grandes omisiones, dos cuestiones que se soslayan: una, ¿quién fue Deodoro Roca? y es una omisión grave, porque Deodoro es el ideólogo fundamental de la Reforma Universitaria; y otra omisión es el contenido de este Manifiesto Liminar. Galeano decía que es uno de los mejores escritos que el leyó de todo el siglo XX y realmente es un contenido excepcional, profundísimo y absolutamente actualizado.

 

¿Qué nos dice el Manifiesto Liminar o con qué te quedas vos de eso que nos dice este manifiesto?

El Manifiesto Liminar es un gran programa para la juventud de inicio del siglo XX (vuelvo a decir que está actualizado) y también un gran programa para la juventud de inicio del siglo XXI. Esto tiene que ver con el contexto histórico de 1918 y de la participación de su ideólogo fundamental que es Deodoro Roca, quien pertenece a una corriente de pensamiento que tiene larga data en nuestra América Latina pero que tiene sus hitos, sus maestros fundamentales en José Martí, que en 1891 escribe "Nuestra América" y la escribe desde Estados Unidos (como el diría: desde la entraña del monstruo) y la escribe construyendo el Partido Revolucionario Cubano que en 1895 va a dar la segunda gran guerra independentista y que en 1898 vence a España, (porque es junto con Puerto Rico las dos últimas colonias) pero Estados Unidos ya ha iniciado su expansión y atrapa, a través de la enmienda Platt, a Cuba y a Puerto Rico.
Martí, es el que no solamente explica esta expansión del "gran monstruo" (que lo conoce bien porque ha vivido diez años en Estados Unidos) sino que también, toda su gesta independentista es para impedir que este "monstruo", a través de Puerto Rico y Cuba, se expanda a toda América Latina. Esto es muy analizado por la juventud de esa época y por Deodoro. Acordémonos también que Rubén Darío, el gran poeta nicaragüense, ha escrito "Canto de vida y de esperanza" en 1905 y en ese canto hay una oda a Roosevelt donde denuncia a EE.UU. En 1902 (tres años antes) EE.UU ha invadido Panamá y después sigue con El Salvador, Guatemala, Nicaragua, etc., y todo eso es profundamente vivido por la juventud de inicio del siglo XX y por Deodoro Roca. En 1900 hay una obra que formó a muchas generaciones, "Ariel" de Enrique Rodó, que es una profunda crítica al materialismo, al utilitarismo norteamericano y la exaltación de una cultura latinoamericana, espiritual, humanista y solidaria. José Ingenieros en 1910 escribe "Las fuerzas morales" que formó a varias generaciones (entre ellas a la mía) y es un libro que habría que volver a reeditar y leer, porque tiene una crítica fundamental a la mediocridad del sistema, a la mediocridad de lo cuantitativo, de lo material, y es una exaltación a las fuerzas morales, espirituales, a la construcción de una sociedad basada en valores humanistas, Aníbal Ponce sigue ese camino. Todos estos son los grandes maestros de la generación de la Reforma Universitaria del '18 y son los grandes maestros de Deodoro Roca que es el gran rebelde, el traidor a su clase (imagínense un Roca y acá en Córdoba), es el gran crítico a ese catolicismo occidental, cristiano, absolutamente patriarcalista, que existía (y aún existe) en Córdoba.

 

Recién dabas un contexto internacional y yo, también me estoy imaginando, que a principio de siglo en la Argentina se da la consolidación de un modelo que tiene que ver con la Conquista del Desierto, con el aniversario de la Revolución de Mayo, donde finalmente todas estas clases altas, burguesas, católicas, que vos contas, han afianzado su poder y ahí es donde entra también el dominio de EE.UU. ¿Cómo se veía esto?

La generación del '80 había construido ese país oligárquico, jerárquico, liberal, terrateniente y burgués. Deodoro, por un lado, va a ser absolutamente crítico al conservadurismo tomista, clerical, también jerárquico, de familia occidental, cristiana y patriarcal, pero por otro lado (tu intervención me da pie para poder reflejar el otro elemento) la Reforma Universitaria de Córdoba y Deodoro en particular, van a ser críticos de ese liberalismo parlamentarista, democratista y terrateniente. Esto es muy importante porque, por ejemplo, en la Universidad de La Plata lo que existía era el pensamiento liberal, cientificista-positivista, que sí estuvo con la reforma universitaria, con hacer una universidad autónoma, con participación del movimiento estudiantil, extensión universitaria, etc., pero la reforma universitaria de La Plata y Buenos Aires estuvo imbuida de ese pensamiento cientificista con un positivismo que llega hasta el progresismo, en cambio la Reforma Universitaria de Córdoba deslinda ambos aspectos y se liga al pensamiento libertario y el pensamiento marxista.

 

Recién hablabas del contexto de la generación del '80 en la Argentina, sobre el latinoamericanismo en el cual se formó esta generación y sobre el contexto previo a la Reforma Universitaria de la cual está conmemorando en estos días su centenario y se me vienen a la cabeza dos fechas fundamentales, dos geografías muy distantes pero muy unidas en algún punto por ciertos idearios: 1910 Revolución Mexicana, 1917 Revolución Bolchevique en Rusia.

Sí, son dos aspectos fundamentales del contexto histórico de la Reforma Universitaria. La Revolución Mexicana de Vilas, Zapata y la reforma agraria, con ese extraordinario ministro de educación que fue José Vasconcelos, influyó muchísimo en el carácter latinoamericanista de la reforma universitaria y del pensamiento reformista de Córdoba. La otra fecha que vos me das, me hace pensar. Hablábamos recién del pensamiento liberal, positivista, progresista, que muestra su total fracaso y su total agonía con la guerra mundial, la promesa de la burguesía, del siglo XIX, de igualdad y fraternidad, resulta absolutamente fracasada con esa primera guerra mundial donde mueren más de diez millones de personas y ese pensamiento progresista sucumbe y, por suerte, esa noche profunda para la humanidad, la Primera Guerra Mundial termina y en el final del túnel nocturno nos encontramos con la Revolución de Octubre con el manifiesto de la esperanza frente al escepticismo agónico de la Primera Guerra Mundial. Aníbal Ponce, continuador de José Ingenieros, viaja a la URSS y a la vuelta escribe un libro que es muy importante "Humanismo burgués y humanismo proletario" (ese libro lo lee el Che en la biblioteca de Deodoro Roca).

 

Vos hablas de muchas cosas de principio del siglo pasado y yo enseguida tengo una referencia actual en mucho de esos puntos, como si la historia hiciera círculos. Voy a ser pesimista y voy a decir que no podemos avanzar porque, muchas de esas problemáticas son actuales, desde otros aspectos y con otros personajes.

Es totalmente actual y eso lo ha entendido fundamentalmente el enemigo, desgraciadamente, más que nosotros. La biblioteca de Deodoro Roca fue una biblioteca impresionante, (estaba acá cerca en Rivera Indarte al 500 en el sótano de su casa y después la trasladan a la calle Chile al 200) que tras su muerte queda en manos de su viuda María Dehesa (que era la hija del rector de la universidad a la cual Deodoro quería destruir). El Che (años después), junto con su hermana, se va a vivir al lado de esa casa y se hace amigo de Gustavo Roca (hijo de Deodoro) y se hacía la chupina del colegio y se iba a la biblioteca y ahí lee todos estos libros. A esa biblioteca Benjamín Menéndez, en el '77, la dinamitó. Fijate vos la memoria que tiene nuestro enemigo.

 

Realizando un verdadero proceso de reorganización nacional como ya se lo habían planteado, incluso ya en el siglo XIX las clases dominantes en este país. Y teniendo en cuenta estas anécdotas, te quería preguntar qué pasó después, porqué desde 1983 al día de hoy, la figura de Deodoro sigue sin tener el relieve que quizás debería tener.

El tema es que a Deodoro nunca lo perdonaron, no lo aceptan, no lo quieren y probablemente en la década del '70 Deodoro tenía más cabida social, pero hoy en esta Córdoba predominada por la iglesia católica, con todo el conservadurismo que siempre tuvo y por estos partidos que son el mantenimiento del statu quo, Deodoro, el gran rebelde, el gran cuestionador, no tiene cabida.

 

A 100 años de la Reforma, ¿qué te queda que puedas convidarnos, que quieras transmitir para una recuperación vital y activa del pasado? Siempre decimos en este programa del gran riesgo de la mirada nostálgica, la mirada que pone en retrospectiva momentos y figuras grandes del pasado, que terminan siendo tan grandes que nos aplastan. ¿Cómo hacer para que la Reforma sea un impulso vital para adelante y no una carga? ¿Qué rescatas vos, qué te parece que cobra más actualidad hoy?

Un aspecto del movimiento estudiantil en la Córdoba del '18 fue su relación con el movimiento obrero que en el '17 y '18 fue muy activo. En el mismo '18 se forma la Federación Obrera provincial y allí hay un dirigente importante que se llama Miguel Contreras y los acontecimientos de la Reforma fueron acompañados solidariamente por esta Federación Obrera de Córdoba y esto fue mutuo, ya que cuando la Federación Obrera de Córdoba (a raíz de varios paros) fue intervenida, sesionaban en el sótano de Deodoro.
Cuando el 15 de junio, el movimiento estudiantil de Córdoba irrumpió en la rectoría de la casa de Trejo violentamente, ya que esa sala estaba llena de cuadros de todos los rectores y de todos los decanos, (muchos de ellos eclesiásticos), los estudiantes se metieron en la sala, descolgaron los cuadros, salieron a esos altillos sobre la calle Trejo y los arrojaban haciéndolos añicos. Fue violento el repudio a la designación del nuevo rector y en ese acontecimiento tan importante del 15 de junio, el movimiento obrero estaba representado por Miguel Contreras, otro compañero López y varios compañeros más, que estuvieron acompañando al movimiento estudiantil. Allí empezó por primera vez a darse ese cántico, que es tan querido por nosotros los hijos del Cordobazo: "Obreros, estudiantes, unidos adelante". Esa unidad tan importante que da al movimiento estudiantil un cause social, ideológico, político, de enfrentamiento al sistema capitalista, se expresó nuevamente en el Cordobazo, donde ese canto se repitió y se dio otro cántico muy lindo también, que lo cantábamos en las esquinas del Cordobazo, en las barricadas del Cordobazo: "Luche, luche, luche por un gobierno obrero, obrero y popular". Son cánticos, son expresiones, que surgían de lo profundo de nuestro sentido y de nuestros sentimientos y que expresaban una idea de futuro. Nosotros queríamos otro tipo de sociedad y ese sentimiento se mantuvo en mi generación durante toda la década del '70 y nuestros 30.000 compañeros fueron los que más definieron y fueron fieles a esa consigna y a ese espíritu. Creo que eso es pensar en el futuro y creo que eso tenemos que tomarlo ahora, incluso más que en el '70, repitiendo las palabras de Deodoro: "Tienen ustedes jóvenes el privilegio histórico de vivir tiempos muy interesantes".

 

Te veo con un libro entre manos para cerrar esta entrevista …

Yo decía recién que hay dos cosas que se omiten, uno es la figura de Deodoro, ese gran rebelde, pero otro es el contenido del Manifiesto Liminar, no se habla en las memorias ni en las conmemoraciones de este manifiesto, por lo que tengo acá dos frases históricas (es difícil seleccionar dos o tres porque todo el documento es interesantísimo y riquísimo) para compartir: "Hombres de una república libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos. Las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana...”, y la otra:
"La rebeldía estalla ahora en Córdoba y es violenta, porque aquí los tiranos se habían ensoberbecido y era necesario borrar para siempre el recuerdo de los contrarrevolucionarios de mayo. Las universidades han sido hasta aquí el refugio secular de los mediocres, la renta de los ignorantes, la hospitalización segura de los inválidos y -lo que es peor aún- el lugar en donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara."

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload