Entrevistas

Mantener viva la memoria

Comparte!

Por: Santy Rodriguez

La zona militar 3115 abarcaba los departamentos de: Río Cuarto, Juárez Celman, Roque Sáenz Peña y General Roca llevada adelante por el teniente Hermes Vicente Gutiérrez. La causa que lleva su nombre investiga alrededor de 70 personas por torturas y secuestros en la última dictadura militar.

Hoy el espejo del baño reflejo tu sonrisa que llevas en una foto colgada en el pasillo de las casas.

Parecía que me sonreías, recordándome que hace un tiempo ya trataron de arrebatarla.

Pero parece que se vuelve a reflejar para estar presente en estos tiempos, porque esa misma foto ha rondado las calles con esa sonrisa como bandera.

Con otras más que agrietan la idea compulsiva de poner al odio como forma de acción y vinculación política.

La asamblea permanente por los derechos humanos regional Río Cuarto logra ser querellante de una de las causas más grandes de la historia de nuestro país. Con el nombre de “Causa Gutiérrez” se investiga alrededor de 80 personas imputadas vinculadas a las fuerzas armadas dentro de la zona militar 3115, por torturas y secuestros en la última dictadura militar. Responsables de la desaparición de más de 70 víctimas, la causa tiene 40 años de impunidad.

En el año 1984 se hace entrega de la primera lista de desaparecidos de Río Cuarto, la presentación judicial fue hecha por nuestra madre de plaza de mayo Susana Dillon, junto al CELS, Adolfo Pérez Ezquivel y acompañada por el foro por los derechos humanos. En el año 2009 la municipalidad de Río Cuarto y organismos de derechos humanos se transforman en querellantes de la causa por la desaparición de Gabriel Braustein. En el año 2014 se comienza a instruir la causa Gutiérrez recuperando las actuaciones de familiares HIJOS y madres de plaza de mayo. En el año 2021 la justicia federal comienza a trabajar sistemáticamente en la causa Gutiérrez, 7 años tardo la justicia en asegurar permanencia en la causa. En la actualidad organismos de derechos humanos exigen elevar a juicio, ya que aún quedan sobrevivientes y familiares por brindar testimonio; se desconoce el paradero de algunos imputados, algunos directamente no logran ser reconocidos y hay una clara ausencia de señalamiento a los miembros del poder judicial y local que fueron cómplices como así también a los integrantes del comando de moralidad Juan XXIII Y Cristina Viola, órganos autóctonos de la triple A local.

Es urgente y primordial mayor celeridad en la tramitación de los procesos, porque al igual que en todo el país, en la causa Gutiérrez tanto imputados y víctimas tienen edad avanzada.

Para mantener viva la memoria es necesario acompañar y llevar adelante estos juicios, porque quienes se llevaron a 30.400 compañeros y compañeras siguen caminando por nuestras calles. Incluso muchos de los represores del ayer, vuelta la democracia formaron parte de las instituciones policiales, de seguridad e investigación.

Fuente: APDH Rio Cuarto.

¡Jodan nomas con la impunidad! La sonrisa de nuestros hijos, de nuestras hijas volverá para impregnarse en sus retinas.

Para poder incendiarlo todo, que los fuegos que son imposibles de apagar son aquellos que se avivan colectivamente.