COLABORACIONES

Todx presx es politicx

Comparte!

Construyendo el pensamiento popular anti punitivista y anti policial para la abolición del sistema penitenciario.

Por: Santy Rodriguez

“Los golpes ya no duelen.
Las cadenas ya no aprietan mis manos.
Las rejas ya no me detienen.
El encierro ya no me atormenta.
Los guardias ya no existen para mis ojos.
El odio ya no me habla en el oído.
La rutina ya no me interesa.
Los jueces ya no me importa si viven.
Las lágrimas ya no brotan de mis ojos.
El sufrimiento ya no es habitual en mis días.
La justicia ya no es justicia para mi.”


Ayelen y Verónica son dos ex presas que forman parte de la organización “Liberadas” en la misma realizan acompañamiento a compañeras que todavía siguen privadas de su libertad, articulando con diferentes organizaciones y visibilizando la situación de resistencia de las compañeras para que se respete y se cumplan sus necesidades básicas.
¿Cuál es el trabajo que están desarrollando desde la organización?
Ayelen – En la actualidad estamos con un grupo de compañeras en la calle, somos todas liberadas, nos estamos juntando para ayudar a todas las chicas que están privadas de su libertad en el servicio penitenciario y las que salen también.
Veronica – El trabajo que se hace desde la organización es un trabajo territorial que abarca a las compañeras que están detenidas en la unidad penitenciaria de Rio cuarto y las que están afuera, se articula con diferentes áreas como sedronar, el polo de la mujer, patronato de liberados y en este momento se estaba tratando de articular con la subsecretaría de derechos humanos que hasta ahora no se a podido y un poco el nexo con la justicia con abogados de oficio que iban a ayudar a las compañeras que están con situaciones procesales complicadas.
¿Cuál es la situación de las compañeras adentro?
Veronica – la situación de las compañeras en la unidad penitenciaria de Rio Cuarto es una situación precaria donde carecen de atención médica, donde pocas compañeras pueden empezar a cursar en diferentes cursos de oficio, secundario, primario, no dejan ingresar a la sedronar ya que hay muchos problemas de adicciones, el único psiquiatra que hay sobre medica a las compañeras con la misma medicación, no tienen un trato humano para nada.
¿Y las instituciones cumplen su rol?
Veronica- Las instituciones no están cumpliendo su rol porque nosotras desde la organización estamos haciendo el trabajo de todas las secretarias como la de derecho humanos, del polo de la mujer, sedronar, la de patronato de liberados que no cumplen con su rol fundamental que es el de la reinserción de las compañeras liberadas entendiendo todos los problemas que hay cuando salís con antecedentes penales y no podes acceder al trabajo registrado, de esa forma una no tiene aportes jubilatorios, no tiene obra social y no se accede solo al trabajo registrado si no que tampoco al trabajo no registrado por lo que hay una gran reincidencia de compañeras que vuelven a cometer delitos porque son sostenes de familia con todos hijos menores y bueno la desesperación lleva a eso.
¿Recibieron algún apoyo?
Verónica – Se recibió apoyo de las instituciones en menor medida, de echo nos han comentado desde la subsecretaria de derechos humanos que nosotras no éramos visibles entonces no tenían en cuenta nuestra problemática viendo que hay escalafones de presos por lo que las siendo presas y mujeres siempre quedamos invisibilizadas. El fin de esta organización es hacernos visibles y no volver a delinquir, necesitamos que el estado vele por nuestros derechos, a la educación, a la salud, al trabajo.
Ayelen – También nos estamos juntando con todas las chicas liberadas para ver si formamos una cooperativa porque la mayoría tenemos hijos a cargo y se nos hace imposible todo, hay compañeras que caen seguido porque no tienen que darle a sus hijos y la situación económica está cada ves peor, el estado no está presente y tenemos que hacer algo, porque no queremos vivir toda nuestra vida presas.

“El sol ya no me quema.
El cielo ya no es algo perfecto.
Mi vida ya no es vida.
Mi condena ya no es eterna.
La agonía ya no perfora mis sentidos.
Mis amigos ya no es tan.
La droga ya fue.
El amor ya nose como definirlo.
Ya no me interesa lo que digan solo quiero vivir y ser yo mismo.y no sentir me derrotado cuando aún tengo porque pelear.
Prefiero morir de pie y no vivir arrodillado.”

Enojo de Damián Virginilo, expreso y escritor del libro “La falla del sistema”