INFORMES

Donde nace la libertad

Comparte!

Se sospecha que los dólares que pretenden conseguir Milei y Caputo para este verano serían aportados por la soja, el FMI y desconocidos prestamistas árabes. El objetivo: juntar U$S 25.000 millones para hacer la dolarización. Sin embargo, hay muchas dudas que eso se concrete. E incluso, abre la sospecha que los “jeques” aportantes sean en realidad integrantes del crimen organizado. Mientras tanto, distintas resistencias se preguntan cómo encarar en un país, aventurada a ser el tubo de ensayo del anarcocapitalismo.

Por Lea Ross

Mauro Mazza trabaja como asesor para aquellos que quieren ganar plata mediante la timba. Añora que la Argentina se dolarice, como también lo anhela el electo presidente Javier Milei. Pero su trabajo es ser convincente con sus clientes, es decir, que sus pronósticos le garanticen tener algún rédito para sus bolsillos. Para colmo, tiene un convenio de trabajo con Bull Market Brokers, la fintech de Ramiro Marra, uno de los dirigentes de La Libertad Avanza. Sus proyecciones son brindados mediante diapositivas a quienes pagan una comisión a esa entidad. Falta menos de una semana para la asunción de Milei, y él aclara que no tiene ningún contacto con Marra ni con Milei.

Hay un dato a tener presente en cuanto a sus palabras: Marra no consiguió ni un puesto preponderante en el gabinete de Milei. A esto se le suma el fracaso de Victoria Villarruel de hacerse cargo de los ministerios de Seguridad y Defensa, arrebatas por la fórmula Patricia Bullrich y Luis Petri. El quiebre interno del proyecto electoral anarcocapitalista está en alza.

La casta y la fiesta

Mazza prepara su último trabajo, con un título sugerente: “La Argentina libertaria: El plan Caputo y el día después”.

Según él habría una doble devaluación del peso argentino, donde el dólar oficial para este mes alcanzaría los 650 pesos (el doble de lo que está hoy). Y habría un segundo salto para el comienzo de año, posiblemente en febrero, que podría llegar los 1.000 pesos. O sea, en todo el verano, los suelos perderán el 67% de su valor.

Aún así, la gestión veraniega del mago sin dientes de las finanzas, Luis “Toto” Caputo, estaría funcionando sin otras medidas tajantes, como unificar todos los tipos de cambio de dólares, eliminar retenciones o sacar el cepo. Todo funcionaría bajo el mando de su compinche Santiago Bausili como presidente del Banco Central. Todo gracias a un fallo judicial expuesta horas antes de su confirmación, por parte de la Sala II de la Cámara Federal porteña, que revocó su procesamiento, debido a que Bausili fue denunciado por incompatibilidad de la función pública, al haber sido secretario de Finanzas de Mauricio Macri, donde se contrajeron dólares aportados por el Deutsche Bank, del cual era empleado. Zafó del juicio por el asesoramiento del estudio jurídico de Mariano Cúneo Libarona, también electo funcionario de Milei, en este caso para ejercer el Ministerio de Justicia. La casta está de fiesta. Por ahora.

Las tres fuentes de la ¿dolarización?

Volviendo al informe de Mazza, los dólares que conseguiría el Toto para este verano serían los siguientes:

– Entre U$S 12.000 y 15.000 millones de deuda, contraídos por “fondos soberanos de Medio Oriente”, que podrían ser saudíes o emiratos;

– U$S 3.000 millones aportados por el FMI, por refinanciación del crédito y un nuevo reembolso;

– U$S 5.000 millones, debido a la liquidación de trigo y cebada, más un anticipo por parte de los sojeros.

Nos da un total posible de U$S 25.000 millones. Para el financista, si la cotización del dólar oficial alcanza los 1.000 pesos, podría generar una base para reiniciar el proceso de dolarización. Eso ocurriría entre febrero y marzo, para que se lance una reforma del régimen económica, donde Argentina ingresaría a una nueva Convertibilidad o a la Dolarización a la ecuatoriana. En ese sentido, Caputo cedería su puesto a Federico Sturzenegger.

“Creo que van a agarrar las letras intransferibles que tiene el Banco Central de activos (Ndr: es decir, la deuda en pesos), la van a convertir en un bono, y se la van a dar a nuestros amigos con turbante -explicó Mazza, en su exposición-. A cambio, nos van a dar 15 mil palos (sic). Como esos bonos son soberanos, van a tener alguna clausula de disparo, no como la de 2016 y 2018 que se lo prestaron al Morgan Stanley, que no tienen paciencia. Al ser soberano, tengo asegurado el pago. Por lo tanto, los planes de estabilización puede llegar a funcionar”.

El diablo sobre ruedas

Sin embargo, dice Mazza: “Creo que la propuesta Caputo le dio la vuelta para lo que quiere Milei (que es dolarizar). Ahora: el riesgo de que esa transición, que arranca el lunes, se vaya al demonio… ¡es altísimo! Porque alguna variable se te va a ir al demonio. Una de ellas es la inflación. Por eso, Caputo tiene que dar un horizonte para ver cuál es su objetivo. Porque si no, se sigue apostando al dólar. Y a nadie le importará si a Milei le vaya bien o mal. Acá, se pone en juego el patrimonio. Yo seguiré viviendo acá para cobrar mi jubilación, porque vivo en Argentina, pero Caputo se podrá ir a las islas Seycheles o a las islas Vírgenes. Si realmente van a conseguir esos dólares, que digan de una vez para qué lo van a usar”.

Lo que ocurre también en el medio de todo este análisis bursátil es que, en paralelo a ello, está la discusión de la ley ómnibus que se presentará este mes en el Congreso. Faltando solo horas para que asuma Milei en la presidencia, ya se pronostica que tendría la eliminación de las PASO, reforma laboral para que sean los obreros quienes solventen sus propias indemnizaciones de despido, reforma jubilatoria que se sabe poco y nada y exenciones impositivas.

¿Y no será que los muchachos de “turbantes” sea una triangulación de lo que sería la verdadera fuente de esta supuesta dolarización encubierta, que es el tan mencionado crimen organizado?

A esto se le suma lo muy comentado que fue la nota de Marcelo Bonelli para Clarín, publicada el viernes pasado, donde pronostica que las medidas del clan Milei-Caputo serían las siguientes: quita paulatina de subsidios a las tarifas de luz y gas, cero pesos para la obra pública, subir el impuesto PAIS para las importaciones (¡sí! Milei subiría impuestos), que es el que se le cobra a todo aquel que compra dólares, suspender envío de fondos a provincias, quitar fondos a universidades, liberar los precios de los combustibles y las prepagas, y -acorde al pronóstico de Mazza- llevar el dólar oficial a 600 pesos, pero como el impuesto PAIS sube, eso lo llevaría en realidad a 700 pesos.

Todo un combo que impulsa a que el sector organizado salga a la calle.

Paradigmas

En los días previos a la asunción de Milei, su humilde servidor recorrió distintos ámbitos de resistencias, conformado por sindicatos, empleados públicos, sectores antirrepresivos, estudiantes, etc.

“Milei es un paradigma de la muerte. Hoy, jurídicamente, Argentina no tiene ninguna garantía por el proyecto político que habrá a partir del 10 de diciembre. Antes, se peleaba donde se podía arrancar desde ahí. Ahora, nos dicen en la cara que no. ¿Eso nos va a cercenar? No. Hay que redoblar la lucha”, comenta Miriam Liempe, secretaria del área de Pueblos Originarios de la CTA Autónoma. Lo mencionó en una reunión con integrantes de distintas comunidades indígenas, para profundizar una demanda internacional contra una autovía en construcción que está arrasando sobre el bosque nativo cordobés.

En otro día y lugar, distintas organizaciones se juntan ante el temor del cierre de los medios de comunicación públicos, en el auditorio de Radio Nacional Córdoba. “Antes se vendían las joyas de la abuela. ¡Hoy pretenden vender a la abuela viva!”, comenta, en plena asamblea, el ex-juez federal Miguel Rodríguez Villafañe, quien sostiene que “cuando se tiene una gripe, te mantenés en reposo y consumís menos. Lo que se propone como solución, ahora, es que te corten la pierna. Se te pasará la gripe, pero después no podrás caminar”.

La discusión sobre cómo encarar este panorama, se mezcla ante la incertidumbre sobre el sorpresivo batacazo electoral, en un ámbito donde es baja la presencia juvenil. “Hubo una gestión de Estado donde se nos dijo que nos iban a abrazar, y el abrazo fue de oso. Porque hay compañeros que, ante el cambio de gobierno, todavía no tiene contratos en sus manos”, sentenció un colega de Radio Nacional Córdoba, ante la pesadumbre laboral que padecen los trabajadores del Estado, que es pre-existente a Milei. Un par de días después: la entrada de vidrio de la radio recibió una rotura por un piedrazo. En el ámbito periodístico, se sospecha que esto está ligado al contexto del avance del mileísmo.

Lo que pasaba en Radio Nacional Córdoba adentro.

Lo que pasó un par de días después.

Faltando sólo un día de por medio a la asunción de Milei, un integrante de la agrupación HIJOS recibió carteles amenazantes en la puerta de su casa, con imágenes de la esvástica, y con seis balas incrustadas en la entrada. El conmocionante hecho fue repudiado por distintos sectores, incluyendo el electo gobernador Martín Llaryora, donde incluyó también su preocupación por el ataque a la radioemisora. También lo hizo el saliente gobernador Schiaretti, pero le llevó más de 24 horas para reaccionar sobre el hecho. Algunos dicen que estaba durmiendo la siesta, otro que tenía el wifi cortado.

La libertad

Ya es jueves, último día hábil de la semana previo al feriado. Empieza la Marcha de la Gorra en la ciudad de Córdoba. Es la número 17. “Poca convocatoria”, me comentan algunos al pasar. Es que ya estamos en diciembre. Ha sido un año muy desgastante, incluso para quienes ejercemos el periodismo, donde la preocupación de esa raíz que es la economía aplasta las otras preocupaciones, que son las consecuencias del mismo, como la violencia represiva o el saqueo ambiental.

Recibo un volante con el siguiente título: “Que no haya paz sobre la tumba de los verdugos”. En ella, se calcula que hubo 87 personas muertas en las cárceles desde 2018. Se calcula que un 60% están alojadas allí por preventiva y que solo pueden salir al patio dos horas al mes. El acceso a medicamentos puede ser problemático para aquellos que padecen diabetes, SIDA o EPOC. “Mientras se discute la baja de punibilidad, ya hay menores de 16 años detenidxs en las instituciones que funcionan como cárceles para niñxs”, sostienen.

“A los gobiernos que vienen y a los que se van, les decimos: Vamos a seguir en las calles”, se escucha desde el parlante. Aparecen unas pintadas contra establecimientos judiciales. Algún que otro graffitti con la frase: “Hacete culia’, yuta”.

Una pila de grandes piezas de maderas se juntan para provocar un efecto dominó en caída. Al concretarse, se enciende una fogata, frente al Centro Cívico, la sede del gobierno provincial, donde Juan Schiaretti concreta su último mandato. El documento oficial de la Marcha calcula que “se llevó a más de 250 personas asesinadas por el aparato represivo estatal durante su gestión”.

La breve efervescencia libertaria vivida en las calles cordobesas son un fugaz contrapunto, ante el desinfle del proyecto libertario por derecha.

¿Dónde habrá quedado la libertad?

La libertad habrá quedado varada en medio de un siglo de la Argentina, que separa su época de las luchas sindicales anarquistas por izquierda a ser el tubo de ensayo del anarquismo por derecha.

Resta subrayar esta anécdota de Guillermo Moreno que le preguntó, años atrás, a Milei sobre cómo podía compatibilizar la defensa de la propiedad privada y la abolición del Estado, si es el Estado el garante de proteger la propiedad privada. Milei se quedó pensando. Horas después le respondió: “Con blockchain”.