Pensamiento Crítico

Defender la memoria

Comparte!

El 5 de octubre un grupo de excombatientes se acercan a la municipalidad de Rio Cuarto para bajar la bandera que la misma municipalidad izo en el marco del mes del orgullo y la marcha de la diversidad que se estaría desarrollando dos días después de este hecho. Inmediatamente un grupo de militantes de diferentes espacios, en su mayoría quienes estarían organizando la marcha del día 7, se acercarían para izar nuevamente la bandera que fue sacada, pero la impunidad reaccionaria de este grupo se intensificaría y llevando a este hecho repetirse nuevamente, inclusive después de la marcha.

Por: Santy Rodriguez y Belen Greco.

No pasaran quienes niegan nuestros cuerpos desobedientes en una amenazante cotidianidad urbana, campesina, afordecendiente, nativa y popular.

No pasaran quienes se refugian en lo histórico para bajar las banderas y quedar impunes en el intento.

No pasaran ni hoy, ni ayer, ni nunca.

No pasaran – Santy Rodriguez.

La marcha, se desarrollo como todos los años se desarrolló comúnmente, con una feria de la economía popular al principio esperando a la convocatoria que doblaría la apuesta este año, demostrando así, que es crucial el encuentro para dar respuesta a estas acciones de odio que más allá de lo discursivo la violencia hoy tiene una clara acción profunda y reaccionaria frente al colectivo. El festejar en la calle nos lleva a no dar brazo a torcer a los dolores que una sociedad, un estado, unas instituciones se encargado muy bien de accionar. La desaparición de Tehuel de la Torre, el asesinato de Diana Sacayán, las muertes de diferentes compañeras a lo largo del país por poner en peligro una estructura heterocispatriarcal, una estructura que se vuelve a reafirmar con las propuestas de un candidato como Javier Milei, dejando así el terreno abierto para que estas acciones de odio se puedan repetir con total impunidad.

Es tiempo entonces de defender esa memoria, una memoria que se construye a través de los años y tenemos a las que quedan para reafirmar las convicciones de un territorio libre de este fascismo acaparado por el binarismo del discurso, de la política tradicional y de la historia mas oscura y horrenda de nuestro país. Porque para quienes vienen a reivindicar dictaduras militares tratando de borrar nuestros cuerpos, nuestras identidades, nuestros territorios, nuestra historia. Les decimos, no pasaran.