Acerca del errorismo

Lejos de las noticias les jipis siguen discutiendo del furcio de Cristina con los movimientos sociales y los errores históricos de la revolución sudakamericana.

Por Tomás Astelarra Ilustración: @nico_mezca

En el Valle las noticias llegan salteado o directamente no interesan tanto, por eso a veces hay oportunidad de profundizarlas. En el bar del Mario seguimos chamuyando acerca del furcio de la Cristi con respecto a los movimientos sociales. El enojo fue evidente tanto en declaraciones públicas como para adentro de la militancia. Igual se sabe que es todo una rosca con el Evita por las elecciones y viejos rencores, chicanas que luego se diluyen ante el pragmatismo de la coyuntura, les dirigentes se toman un café en un lindo bar y nosotres seguimos peleándonos en las bases. “El problema”, dice la Chica Mayonesa, “es que aquelles que siguen por televisión el debate y no deben ejercer el pragmatismo del hacer político pueden ignorantemente subirse al carro del moralismo progresista ahistórico y soñar con el pleno empleo y que les funcionaries de escritorio o les indendentes van a ser más correctos con el manejo de los fondos públicos que algunes dirigentes sociales. El estado peronista tiene una larga trayectoria de tercerizaciones fraudulentas del gasto social o la obra pública. ¿O no fue la tercerización la que mató a Mariano Ferreyra? ¿O no te acordás de esa famosa ley que hicieron para que los municipios terciarizaran la obra en cooperativas amigas que las organizaciones sociales aprovecharon para conformarse en un principio?”.

-Pero bueno, tampoco tanto escándalo. Al fin y al cabo la Cristi es humana, se puede equivocar. Todes tenemos errores- dice la Fany.

-El errorismo es una pieza fundamental de la deconstrucción de la certeza científica. El signo igual es el símbolo universal del pensamiento único, de las recetas uniformes, de la cancelación de la diversidad. Somos un error estadístico-aclara el profe Vicente.

-¿Al fin y al cabo quién no le erró?-reflexiona el Jipi Matías –El boludo del Che Guevara se fue a hacer una revolución a una región guaraní hablando quechua, queriéndose aliar con los garcas del PC, ignorando la organización sindical minera o la del campesinado que, justo dio la casualidad, estaban aliados con el dictador René Barrientos (de origen quechua), que con la CIA le terminó pegando un tiro.

-¿Y los prejuicios de la izquierda moralista colombiana que no le dieron bola a Pablo Escobar que era marxista y ayudó a Fidel y los sandinistas con el traficó de merca por Centroamérica, y después se terminó enojando y le pegó un tiro a Galán con los paracos amigo de Alvarito? Como dice el nadaista Jotamario Arbelaez tanto escándalo que hacían los comunistas con les jipis que fumaban porro y al final las FARC terminaron traficando merca y secuestrando cualquier perejil y otras irregularidades antipopulares, el M19 tomó al pedo el Palacio de Justicia y acribillaron la Unión Patriótica para que finalmente el empleado narcoparamilitar de Escobar, Alvarito Uribe terminara siendo presidente y el colombiano más importante del mundo en History Channel. Ojala Petro termine corrigiendo un poco el asunto, aunque sea aliándose con Santos en el congreso- aclara el Parce.

-Ni hablar de Camilo Torres con todo el esfuerzo que hizo para deconstruir su privilegio de clase y religión y por evitar que lo maten antes de las elecciones se unió al ELN y a la primera de cambio le pegaron un tiro- agrega el Curita Zurdo.

-¿Y viste que ahora el Evo Morales se está peleando con David Choquehuanca que fue el cumpa que los movimientos sociales pusieron de garantía pa que no volviera a pifiarla?-comenta el Papacho Ladrillero.

-Que el comunismo no funcionó es evidencia histórica y que el capitalismo no sirve una certeza científica y humana. Del anarquismo no quedan rastros, el peronismo es un quilombo que atrasa medio siglo y el zapatismo esperamos halla sido una buena solución allá en la selva de México pero por estos pagos no existe experiencia concreta. La economía popular tiene pequeñas experiencias de vida digna, pero la verdá, la verdá, también hay muchos errores-comenta el profe.

-Hablando de peronismo: ¿Será que está vez en vez de reproducirse la bolsa de gatos realmente se está peleando?-pregunta el Suipacha Kamacho medio arto de que los gatos salvajes en reproducción plaguicida por falta de castración jipi le vivan rompiendo las bolsas de arroz y harina.

-Interesante la reflexión de Juan Grabois en el Método Rebord acerca de los problemas psicológicos de un privilegiado clase media bajando al llano para enfrentar la 4ta Guerra mundial sobre los pobres. La danza del dragón como cabeza de la hidra capitalista-comenta el Chantaman Colorado que en una de esas desventuras matrimoniales se paso viendo videos de You Tube con el chico P.

-¿Y los pobres que votan a Milei o Cambiemos?- aporta el Polilla.

-El movimiento indígena ecuatoriano que se equivocó al votar y ahora los están cagando a tiros- insiste Kamacho en el preciso momento que vemos caer revolucionado al chico P con una remera de la Cristi.

-Boludo, ¿no se enteraron? Renunció Guzmán en medio de un discurso de la Cristi por el aniversario del Pocho.

-Polilla anda a comprar nafta, alimento para perros y yerba que el país se va a la mierda-ordena el Mario levantándose de la silla donde yace hace rato absorto en el celular.

-Igual esa Cristi con los movimientos sociales más vale que no aclare que oscurece. Ya era suficiente mandar a pelear a los militantes clase media progre con los de los barrios que ahora va a hacer que se terminen cagando a tiros los pobre que cobran la AUH con los que cobran el Potenciar. Como si no se solucionara todo poniendo retenciones, persiguiendo la evasión, la subfacturación de exportaciones, la sobrefacturación de importaciones, la fuga de capitales y hasta si se ponen las pilas pidiendo a los empresarios que devuelvan la nacionalización de deuda del mingo Cavallo y los 45 palos que se fugaron con Macri. Con eso pagas la AUH, el SBU, subsidios y créditos para le economía popular, las pymes y hasta una peluquera para Milei, miles de sobres a periodistas y como unos dos mil bolsos de López.

-Igual que bien se la está haciendo la Cristi al Alberto- dice el chico P- Lo tiene rodeado. Pa mi el barba Pérsico va a terminar pidiendo la escupidera o perdiendo como en la guerra.

-Bueno en guerra ya estamos.

-Debe ser un error.

Estas charlas o relatos transcurren en el Valle de Polonia, es decir, Ningunaparte. Son ficción. Ciencia Ficción Jipi. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.